Por: José Roberto Acosta

Las matemáticas del nuevo registrador

El pasado 13 de octubre, los presidentes de la Corte Constitucional, Corte Suprema y el Consejo de Estado designaron como nuevo registrador nacional del estado civil al más cuestionado candidato, el señor Alexánder Vega Rocha, en un “concurso” irregular.

Se hizo prueba de conocimientos, de competencias laborales y se evaluó la hoja de vida. Hasta acá el concurso fue objetivo y tanto veedurías como la Procuraduría hicieron seguimiento y los candidatos pudieron interponer los recursos correspondientes ante decisiones o resultados que quisieron impugnar. De este primer filtro quedaron los diez candidatos con mayor puntaje y fueron llamados a entrevista.

Las irregularidades empezaron con las entrevistas. No fueron públicas, como lo ordenan el artículo 209 de nuestra Constitución, el artículo 2 de la Ley 1134 de 2007 y el artículo 21 del acuerdo 1 de este año, aprobado por los propios presidentes de las cortes involucrados en la selección. Se desconoció el principio de publicidad en la etapa de entrevista, que resultó ser la etapa definitiva para escoger a quien manejará las elecciones y, por ende, la democracia en Colombia a partir del próximo diciembre y hasta el año 2023.

Antes de la entrevista, Alexánder Vega iba en el puesto número cinco dentro de los diez elegibles, combinando el peor puntaje de hoja de vida con el mejor puntaje en el examen de conocimientos y cuyas preguntas, curiosamente, pudieron haberse filtrado la noche anterior a su presentación. Pero con la entrevista Vega pasó al primer lugar, obteniendo los puntos apenas necesarios. El propósito de la entrevista era lograr una percepción objetiva sobre las habilidades directivas de cada aspirante y en las cuales Vega no tiene ninguna experiencia, pero como las entrevistas fueron secretas le quedó todo servido a quien desafortunadamente representa la politiquería nacional.

El puntaje de Vega en la entrevista fue de 285/300 puntos: el más alto. Pero lo mas curioso es que los últimos cinco puntajes coincidieron en 180/300. ¿Qué probabilidad existe de que coincidan los promedios de calificación de los tres presidentes de las cortes en un mismo valor de 180?: la misma probabilidad de ganar un Baloto. En caso de confirmarse la elección de Alexánder Vega como registrador, con base en estos sospechosos puntajes de dudosa matemática en las entrevistas, la débil democracia colombiana quedará herida de muerte.

@jrobertoacosta1 / [email protected]

887852

2019-10-25T21:00:00-05:00

column

2019-10-25T21:00:02-05:00

[email protected]

none

Las matemáticas del nuevo registrador

38

2570

2608

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

Mentiras de la reforma tributaria

La falsa voluntad del Gobierno

El IVA de Iván

Autopréstamos con ahorros pensionales

Flojo crecimiento y sin empleo