Por: Nicolás Rodríguez

Las memorias del tío Sam

Que el embajador Francisco Santos y otros consideren válida una intervención militar en Venezuela con el apoyo del tío Sam es un síntoma de un problema considerable, que no se agota en el cinismo de la propuesta.

Ni siquiera están “jugando con candela”, que acaso sea la forma más común y errónea de describir el alcance del atrevimiento. Acá no habrá quemados entre los suyos, pues no participarán activamente en la añorada guerra. Simplemente la parte lúdica de la expresión se mantiene. Para Santos todo es un divertido juego, hasta la guerra. El desafortunado embajador está haciendo política rastrera y populista con un tema que lo permite.

Más allá de la pilatuna, que tantos celebran en el uribismo, lo que llama la atención es la ausencia de una memoria histórica de las intervenciones militares de los Estados Unidos. Acá ya no es simplemente Filipinas, Corea, Vietnam o el mundo tras el 11 de septiembre como ejemplos de las bravuconadas gringas. Estamos, peor, ante el desconocimiento total de las interrupciones armadas en América Latina.

Para que futuros pachitos santos no se salgan con la suya valdría bien recordar las tácticas de la miedosa Escuela de las Américas; la caída de Jacobo Árbenz en Guatemala, pese a haber sido electo democráticamente; el carácter de espía para los Estados Unidos que tenía Manuel Noriega antes de ser un dictador militar en Panamá; el apoyo a la dictadura en El Salvador; los manuales para tortura hechos por la CIA e implementados en Honduras; la operación Cóndor en Paraguay, Chile, Uruguay, Argentina y Brasil…

Además de reconstruir el conflicto desde la defensa de los derechos humanos y el respeto a las víctimas y el derecho internacional humanitario, habría que introducir conexiones explícitas en las narrativas vigentes con la historia bélica de los Estados Unidos en la región. La Guerra Fría en América Latina, se ha dicho tantas veces, fue bastante caliente y traumática.

Y todavía no hablamos de la memoria de la guerra contras las drogas…

815000

2018-09-29T00:00:53-05:00

column

2018-09-29T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Las memorias del tío Sam

25

2138

2163

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Columbarios

Intocable

Más allá de la foto

Pruebas de supervivencia