Por: Catalina Uribe

Las mujeres y la vida pública

Uno de los primeros casos documentados en los que un hombre calla a una mujer por hablar en público aparece en La Odisea. Cuando Penélope, esposa de Ulises, pide a un aedo que cambie el tema de sus cantos, su hijo Telémaco la silencia y la envía a las labores del hogar: “Madre mía, vete adentro de la casa y ocúpate de tus labores propias, del telar y de la rueca… El relato estará al cuidado de los hombres”.

Pero Homero no fue el único que narró el silencio de la mujer en la vida pública. Aristófanes escribió una comedia burlándose de la incapacidad de las mujeres para hablar en público y para entender el lenguaje de la política. En la Metamorfosis de Ovidio se cuenta la violación de Filomela y cómo su violador le corta la lengua para evitar que su víctima lo denuncie. Otros textos clásicos cuentan cómo Júpiter convirtió en vaca a Ío para que solo pudiera mugir y no hablar, y cómo Eco fue privada de su voz para solo poder repetir lo que otros decían.

Todos estos ejemplos y muchos otros los recoge la profesora Mary Beard en su libro Mujeres y poder. El libro muestra no sólo que el mundo del discurso público ha sido y sigue siendo esencialmente masculino, sino que a las mujeres que se atreven a entrar en la vida pública les cuesta más y se les ataca más duro que a los hombres. En el epílogo, Beard menciona una entrevista a los políticos ingleses Diane Abbott y Boris Johnson en la que ambos cometen graves errores de argumentación. Mientras a ella se le acusó de majadera, idiota, cretina y gorda, sugiriendo que no era apta para su cargo, de él se dijo que debía esforzarse más y mejorar.

Colombia no se queda atrás. Pensemos cómo la misoginia política sigue acusando a mujeres fuertes como Angélica Lozano, Marta Lucía Ramírez, Paloma Valencia o Claudia López de estridentes, gritonas, locas, chillonas y muchos otros insultos que sugieren una y otra vez que el discurso público no les pertenece.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Catalina Uribe

Educación pública: de derecha y de izquierda

Educar a la policía

Tratar bien a los amigos y mal a los enemigos

Hablándole al aire

Las tierras por encima de la información