Por: Santiago Rojas

Las oportunidades del Triángulo Norte

A RAÍZ DE LA ORDEN DE CHÁVEZ DE sustituir las importaciones de nuestro país y las recientes medidas de salvaguardia adoptadas por Ecuador, los exportadores colombianos, además de estar golpeados por la revaluación, deben soportar una diaria incertidumbre y despertarse cada mañana a mirar las noticias para ver si los anuncios del Presidente venezolano y las rabias de Correa se materializan de alguna manera.

La buena noticia es que dentro de unas semanas va a entrar en vigencia un acuerdo comercial que les va a permitir explorar otros mercados, para no depender tanto de nuestros vecinos amenazantes.  Se trata del acuerdo de libre comercio suscrito por Colombia con los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala, El Salvador y Honduras.

Desde hace más de una década Colombia había mostrado interés en negociar un acuerdo comercial con los países centroamericanos. Y era un interés legítimo. Son economías que en su conjunto representan un mercado importante, especialmente para nuestros bienes de mayor valor agregado (que es lo que exportamos a Venezuela y Ecuador), y del que nuestros competidores como México se han ido apropiando, debido a que sus productos entran con beneficios arancelarios. Además, las oportunidades de realizar inversiones productivas en esos países cada vez son más interesantes, por ser un buen negocio y por tener reglas claras que brindan la seguridad jurídica que exige todo inversionista.

 A pesar que no fue posible negociar con todos los países, pues Costa Rica nos veía como una amenaza comercial, los países del Triángulo Norte se le midieron a negociar con Colombia y el esperado tratado, que ya fue declarado como ajustado a la Constitución por nuestra Corte, entrará en vigencia en las próximas semanas. Son un poco más de 27 millones de consumidores, con un ingreso per cápita promedio superior a los cuatro mil dólares, que importan bienes por más de 25 mil millones de dólares al año y donde las exportaciones colombianas apenas participan con alrededor del 1%. Guatemala, según varios estudios, es el país más interesante de los tres, donde las oportunidades pueden ser importantes, para el comercio y la inversión.

 Es hora de mirar otros mercados. No es fácil; pero con el nuevo TLC centroamericano y el empuje de los exportadores colombianos, mi apuesta es que en unos meses se multiplicará el comercio con esos países. Con todo y revaluación.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Santiago Rojas