Las TIC, poderosas herramientas para la inclusión

"En nuestro país, más de un millón 200 mil personas son ciegas, cerca de 340 mil tienen alguna discapacidad cognitiva y más de 500 mil personas son sordas".

MinTIC

El número de personas con algún tipo de discapacidad en el mundo (1.000 millones, según la Organización Mundial de la Salud, es decir, el 15 % de la población), y en nuestro país (más de 2,9 millones, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Demografía y Salud) traza para los países un gran desafío: poner el enorme potencial de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) al servicio de esta población.

En Colombia, la Ley 1618 de 2013 busca garantizar y asegurar el ejercicio efectivo de los derechos de las personas con discapacidad, con la adopción de medidas de inclusión y eliminando toda forma de discriminación por razón de discapacidad. Todos los servidores públicos, pero, por supuesto, también el sector privado y la sociedad entera, estamos obligados a garantizar estos derechos.

En nuestro país, más de un millón 200 mil personas son ciegas, cerca de 340 mil tienen alguna discapacidad cognitiva y más de 500 mil personas son sordas.

En el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) tenemos que propender por una sociedad digital incluyente. Cualquier tarea que impulsemos en esta dirección es una ganancia, aunque, es cierto, sabemos que nunca será suficiente.

Una de las apuestas más relevantes en términos de inclusión tecnológica consiste en que las personas ciegas naveguen de manera autónoma por la web y usen un computador para aprovechar las oportunidades digitales. Por eso el MinTIC creó ConVerTIC.

Con ConVerTic, las personas con algún tipo de discapacidad visual pueden descargar gratuitamente el software de Jaws y Magic. Jaws es un lector de pantalla que les permite el manejo integral de los computadores, gracias a que les entrega la información a través de sonido.

Por su parte, Magic es un magnificador de pantalla con el cual las personas con baja visión pueden ampliar hasta 16 veces el tamaño de los elementos, así como ajustar el color y el contraste. El primer país en el mundo que ofrece la descarga gratuita de estas dos licencias es Colombia.

Hace 16 años, el MinTIC, en alianza con la Federación Nacional de Sordos de Colombia, creó el Centro de Relevo, una plataforma tecnológica que permite la comunicación entre personas sordas y oyentes, con la mediación de un intérprete de Lengua de Señas Colombiana (LSC). ¿Qué se necesita? Ingresar a la página web www.centroderelevo.gov.co o a la aplicación móvil Centro de Relevo Colombia.

La plataforma ofrece, entre otros servicios, el Relevo de Llamadas, con el cual las personas sordas y oyentes que no se encuentren en un mismo lugar pueden comunicarse vía telefónica, y el Servicio de Interpretación En Línea (SIEL), que les permite a las personas sordas solicitar un intérprete para comunicarse con personas oyentes en encuentros presenciales.

De esta manera, por ejemplo, una persona con discapacidad auditiva tiene la posibilidad de comunicarse con una entidad prestadora de salud para obtener una cita médica, con una entidad del Estado para conocer información acerca de sus servicios, con una entidad bancaria para realizar trámites o, simplemente, con sus familiares o amigos.

Los testimonios que dan cuenta de la efectividad de esta plataforma para derrumbar barreras de comunicación son muchos. Pero todos apuntan a una sola palabra: independencia. “Antes no me podía comunicar. Dependía de mi familia para llamar. Pero ahora uso el Centro de Relevo y me gusta mucho porque me da independencia”, dice Seidi Camargo, de Barranquilla.

El año pasado, Gas Natural Fenosa se convirtió en la primera entidad pública con canales accesibles para personas con discapacidad auditiva en Colombia, gracias a la implementación del Centro de Relevo. Hoy, Codensa, el Icetex, la Función Pública, el Icfes y los Centros de Empleo adscritos al Pacto de Productividad, entre otras entidades, se sumaron a esta iniciativa.

En el sector financiero, la primera organización que decidió romper las barreras de comunicación de las personas con discapacidad auditiva fue el Banco Davivienda, que implementó el SIEL en 600 oficinas y el Relevo de Llamadas en su call center, con lo cual abrió el camino de la inclusión en este campo. Este año, 11 bancos, 2 fiduciarias y una firma de consultoría también lo han hecho.

Todos tenemos que apostarle con decisión a la accesibilidad y a la garantía de los derechos de las personas con discapacidad. En esta tarea tenemos que sumar todos los días. Y el compromiso debe ser de todos y cada uno de los colombianos.

últimas noticias
Sección: 
Opinión