Por: J. William Pearl

Liderazgo

En la publicación de The Economist que circuló del 20 al 26 de octubre del 2018 y la cual trae como artículo principal la relación entre Estados Unidos y China, su editorial dice que si Estados Unidos pretende continuar como número uno en calidad de líder mundial, en términos de defensa no debe abandonar a aliados como Japón y Australia, debe consentir a India y Vietnam. Esto que propone The Economist va en contra de la idea de Trump de salir de los países donde tienen presencia. ¿Dejará los Estados Unidos su política de intervención?

El asunto no es solamente económico, tiene que ver con los derechos humanos, geopolítica, cultura y propiedad intelectual,   entre otros asuntos. Los objetivos son bastante diferentes, pues mientras Estados Unidos es una democracia, China no lo es, pues es un híbrido entre una economía cerrada y otra abierta; en la manera de gobernar eligen a su líder unas pocas personas, pues no existe el sufragio universal.

En julio de 2018 el general Joe Dunford afirmó que Estados Unidos tenía desplegados 300.000 soldados en 177 países del mundo, en América Latina tiene 76 bases. Este es un número alto y salir no es tan fácil ni rápido como pareciera. ¿Si Estados Unidos se marcha entrará China a ocupar esos espacios? En muchos países no lo hará, pues estos no ven con buenos ojos las intenciones de China. En otros países sí, pues en muchos casos el enemigo es interno y la búsqueda de seguridad les serviría.

China está pasando económicamente por un buen momento, pero, como todo, esto no va a durar para siempre. Así como China pasó por enormes dificultades, al igual que Europa perdió gran parte de su poder y este pasó a los Estados Unidos, es muy probable que este poder que tienen los Estados Unidos pase a China, pero no le durará para siempre: así como hoy vemos una China próspera, en el futuro podrá ser la India o inclusive el continente africano.

Igual que Rusia en su momento tomó la decisión bajo Gorbachov de abandonar la Guerra Fría, Estados Unidos debe disminuir su presencia militar para entonces poder influir en el mundo; de lo contrario no logrará mucho, ni poder económico ni mucho menos poder militar. Estados Unidos debe entender que si hoy China se ve poderosa, esto no será para siempre así, pues el poder económico es cíclico. Entonces, no es que Estados Unidos deje su política de intervención por gusto, es porque le toca, de lo contrario perderá toda su influencia en el mundo.

869974

2019-07-09T05:08:46-05:00

column

2019-07-09T05:08:46-05:00

jrincon_1275

none

Liderazgo

9

2571

2580

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Responsabilidad

Reino Unido

Foro

Perpetua

Volvió