Colombia2020 y Rutas del Conflicto lanzan plataforma para seguir el pulso al acuerdo de paz

hace 2 horas
Por: Antonio Casale

Liga mejor y apasionante

La sexta mejor liga del mundo, la colombiana, calienta motores y promete emociones. No se ría, es en serio. Lo del sexto puesto no me lo estoy inventando. Así lo certifica la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol. Lo segundo lo demuestran las contrataciones que los equipos grandes y Pasto, Tolima y Bucaramanga, dentro de sus posibilidades, han logrado cerrar.

En su comunicado, la IFFHS explica que el escalafón no es subjetivo y corresponde a las actuaciones de los principales equipos de cada país, tanto en el ámbito doméstico como en el internacional. Así las cosas, en su orden, España, Inglaterra, Brasil, Italia, Francia, Colombia, Argentina, Alemania, Paraguay y Rusia tienen los mejores campeonatos de liga en el mundo. Ojo, el ranquin no se hace con base en la cantidad de dinero que se mueve en cada una ni toma como referencia el cartel de las figuras que allí juegan.

Lo cierto es que es un lindo reconocimiento para la Dimayor y para los equipos grandes. Es cierto que en muchos aspectos nuestro fútbol necesita evolucionar. En esta columna se han expuesto muchas veces esas oportunidades de mejora y se seguirá haciendo.

Lo anterior lleva a lo segundo. Si ese escalafón se hace basado en la eficiencia de los equipos tradicionales, Colombia es uno de esos pocos casos en el planeta en donde la liga es arduamente disputada por varios de ellos. Basta ver el pasado semestre en el que el campeón, Millonarios; el subcampeón, Santa Fe; uno de los semifinalistas, América, así como Nacional y Júnior, estuvieron en las finales. Es habitual que el Cali y el DIM también sean protagonistas. Esto no sucede en Alemania, en donde, con todas sus bondades organizativas, la Bundesliga es de un solo equipo. En España la lucha es entre dos, pero el tercero, el cuarto y el quinto siempre lucen en la Champions o la Liga Europa. La Premier inglesa, con excepción de este curso en el que el Manchester City ya es virtualmente campeón, cuenta con seis o siete escuadras que la disputan hasta el final, y así sucesivamente se van justificando los puestos de los que están arriba y los que están debajo. Es cierto que el año pasado los nuestros no tuvieron actuaciones destacadas a nivel internacional, por eso bajaron del segundo al sexto lugar. Todo tiene una razón de ser.

Para 2018, y dentro de las limitaciones de un mercado que está lejos de poder competir económicamente con las potencias, Nacional, Júnior, Cali, DIM y América hicieron la tarea de reforzarse bien para ponerle picante a una liga que este año será más competitiva, gracias a los pergaminos de los entrenadores que trajeron y los refuerzos que contrataron. El esfuerzo de estos equipos contrasta con la zona de confort en la que se siguen moviendo la mayoría de chicos, que viven de la plata que generan los derechos de televisión y la venta de algún jugador.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale