Por: Columnista invitado

Lo importante es ir al Mundial

La selección de Colombia no llegó muy lejos, clasificó porque hizo los méritos para hacerlo y luego le tocó enfrentar a Argentina en cuartos de final.

A veces la suerte no está a favor y toca chocar ante rivales más complejos; pero más que eso, las conclusiones que quedan son que para determinados partidos con algunas cosas alcanzan y con otras no, entonces ahí es donde habrá que analizar más de qué manera se tendrá que enfrentar a un equipo que está, aparentemente, por encima en el potencial.
 
Hay cosas que son productos de las realidades y lamentablemente Colombia llegó a esta Copa América con un año no muy bueno para muchos jugadores importantes, ya que habían sufrido lesiones y no tenían continuidad. Esto redundó en no estar en su mejor estado de forma y conspiró contra las posibilidades del equipo. No había muchas variantes y entonces apelar a que se recuperaran esos jugadores era importante.
 
La Copa América todos la quieren ganar, pero lo importante es ir al Mundial. Poder ver en la Copa cómo se está para arrancar las eliminatorias y prepararse de la mejor manera. La merma de Colombia en el rendimiento futbolístico fue porque el nivel físico de sus jugadores no era el mejor.
 
Colombia debe recuperar el nivel que tenía en un lugar que es clave: de mitad de cancha para adelante, donde antes había soluciones y potencia.
 
Además, faltó sociedad. El primer pase lo tenía, pero no la capacidad de romper desde adentro, entonces dependía mucho de James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado para generar juego.
 
Lo otro que faltó fue el rendimiento de los delanteros. Pesó la ausencia de un atacante por fuera que tuviera repentización y velocidad para jugar en el uno contra uno. Colombia cuenta con delanteros para terminar, asociarse y pivotear, pero poner un jugador con desequilibrio en el área era clave para poder resolver.
 
 
Gustavo Alfaro
Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado