Por: Columnista invitado

Lo que debe mejorar Colombia

Lo primero que debe resolver la selección de Colombia es saber con qué módulo y de qué manera va a jugar ante sus rivales en esta Copa América de Chile 2015.

Después de este paso amargo frente a Venezuela, el técnico José Pékerman debe seleccionar a los jugadores con los que afrontará cada encuentro; porque el fútbol es presente y lo importante es que en el momento estén jugando los futbolistas que estén en mejor condición técnica y física.
 
La selección de Colombia tendrá que saber seleccionar sus volantes de marca y sus laterales. En la era Pékerman, el equipo nacional siempre se caracterizó por atacar con Pablo Armero y Camilo Zúñiga, quienes se proyectaban al ataque con profundidad para generar jugadas de riesgo.
 
El presente en esta Copa América es bastante diferente. La selección nacional se está debiendo más a la asociación que logren hilar James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado.
 
Si Colombia juega con dos volantes de marca definidos, le debería dar la libertad a sus mediocampistas ofensivos de moverse por cualquier zona del ataque. De lo contrario se verá sorprendida.
 
Tanto en la Copa América como en las eliminatorias suramericanas al Mundial de Rusia 2018, Colombia encontrará rivales que le plantearán el juego que la selección de Venezuela le jugó este domingo, en el que echó abajo la responsabilidad de favorito ejerciendo una presión que los dirigidos por el técnico José Pékerman no supieron descifrar.
 
A Colombia se la vio incómoda en la cancha y no encaró el partido de la forma que las condiciones pedían, no lo luchó en el terreno de juego. Y este es otro punto que el equipo nacional debe asumir y afrontar de inmediato, ya que no resolvió el planteo de Venezuela, que de principio a fin luchó el partido.
 
En definitiva, la selección de Colombia debe encontrar el camino y la forma con la que afrontará el encuentro de mañana frente a la dura Brasil.
 
A pesar de la derrota, el equipo nacional sigue siendo uno de los favoritos de esta Copa América 2015, pero debe pasar la página, seleccionar bien los once inicialistas y tener variables en su módulo de juego para sumar su primera victoria en el torneo, que le permita seguir avanzando. Es hora de levantar la cabeza, de pensar que sólo fue un trago amargo y corregir los errores en las próximas dos salidas.
 
Gustavo Alfaro, Gol Caracol

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

100 días son pocos para el cambio

El Acuerdo de París y el fracking

Fisca-líos

Cucurrucucú paloma