Lo que deja el escape de Merlano

Noticias destacadas de Opinión

Se fugó Aída Merlano y rodaron cabezas como debía ser; se fugó Santrich y nadie se hizo responsable. Punto para el Gobierno y su ministra de Justicia y otra razón para pedirles a las Cortes y la JEP un poco de autocrítica.

En esta columna hemos reprobado varias de las actuaciones del Gobierno. Hemos cuestionado su capacidad de hacer política, sus equivocaciones económicas frente al manejo de la ley de financiamiento y el esquema tributario; evidenciamos errores en el manejo sobre Venezuela y las relaciones con EE. UU., y prácticamente desde el día uno subrayamos el riesgo, ahora prácticamente realidad, de convertirse en un pato cojo; pero es importante que, en los momentos en que actúa bien, se identifique y subraye.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.