Mujeres del Putumayo transforman el territorio lejos de la coca

hace 2 horas
Por: Hernán Peláez Restrepo

Lo que vi

Lo vi y me sorprendió como a muchos televidentes, seguramente, el papel de Nelson Rivas en el campeón italiano.

En el Cali, donde comenzó a exhibir su fuerza y empuje y por supuesto carencias de orden técnico, se le recuerda por aquel incidente en Barranquilla, cuando agredió a un compañero del mismo Cali. Sorpresivamente apareció en River Plate, donde de inmediato los acuciosos tituladores de páginas deportivas lo bautizaron con el remoquete de ‘Tyson’, quizás por aquella escaramuza boxística o por su físico corpulento, fibroso, que estrenó en un clásico ante Boca Juniors y donde en la primera acción le hizo ‘sentir’ al grandote de Martín Palermo su fortaleza, al momento de ir a pelear por la posesión del balón.

Aclaro, la posesión y no tanto la recuperación del mismo, porque es básicamente un destructor de juego, cualidad reconocida en él, y de paso no tiende a jugar de una manera diferente, porque estaría ‘traicionando’ sus principios y forma de interpretar el fútbol.

En el juego crucial ante Parma, Nelson Rivas se sintió a gusto, formando pareja con el complicado de Materazzi; inclusive pensé que Burdiso le ganaría la posición para tan crucial juego. Seguramente Mancini, el técnico, se fue por la línea de la seguridad y en realidad Rivas resultó un jugador activo en el rechazo, oportuno en el cierre y ganó muchísimo, si se tiene en cuenta los pocos partidos, unos dieciséis  con la camiseta negriazul.

Casi la misma historia con River, donde estuvo en sólo 14 partidos y de allí saltó al fútbol de los italianos. No es jugador elegante, ni cosa parecida. No es buen administrador de balón, es seguro en el juego aéreo, va en los tiros de esquina a favor con convicción y es básicamente un rendidor, un trabajador del fútbol defensivo. Lo vi, me alegro por él y sobre todo, ganó con sus herramientas básicas, sin mareos ni complejos. Ya no es ‘Tyson’, es Nelson Rivas, el segundo jugador colombiano en resultar campeón italiano con el Internazionale. ¡Bien por él!

14765

2008-05-19T21:04:00-05:00

column

2008-05-19T21:05:37-05:00

none

Lo que vi

9

2085

2094

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Los llamados

A ganar

Las ayudas

Los 30...

La brecha