Por: Hernán Peláez Restrepo

Lo que vi

No se puede ocultar la realidad en el fútbol colombiano.

No se ve un equipo como tal en pleno funcionamiento, ese ‘entre y saca’ de jugadores, sea por cumplir normas reglamentarias o sencillamente porque apenas los técnicos quieren descubrir el equipo en sí, vamos viendo una irregularidad tal, que preferimos calificarla como situación pareja.

Como no se ven equipos como tal, es necesario resaltar trabajos individuales. Giovanni Moreno, ya desde el año pasado insinuaba ser un jugador capaz de resolver en media distancia y con balón en movimiento o tiro libre. Su golazo a Landázuri lo independiza del resto, aunque su llegada parece haber favorecido a Charria, quien mejoró.

En el Pereira nuevamente con gran movilidad y desparpajo para jugar, vi a Carlos Darwin Quintero. Él solo promueve un desorden defensivo en el contrario, se le perdona por joven, pero deberá corregir ese defecto de querer hacer una de más. Si la primera y la segunda, habló de una gambeta, le salen, debería renunciar a la tercera, porque allí es donde finalmente lo desarman.

Vi de los pocos foráneos nuevos, uno que pinta para ser noticia, el uruguayo Parodi, también del Pereira. Tiene fibra para luchar y no se ‘esconde’ en el momento de buscar el gol en zonas de alto conflicto.

Vi cómo los arqueros, sin importar la edad, continúan regalando goles. El de Millos no supo qué pasó con el cabezazo de Sergio Herrera por desubicado en su zona. Agustín Julio dio rebote para el segundo del América, y aunque hubo muchos goles en media distancia, los arqueros pueden pedir más control en la zona de los llamados volantes de primera línea.

Me atrevería a decir que a los jugadores nuestros les sobran horas de entrenamiento, pero les faltan horas para entretenimiento, porque las que tienen las aplican en juegos de computador, cuando bien debían ver partidos en televisión, de tantas partes, para ir modelando movimientos, porque se aprende viendo. Ojalá los técnicos inculcaran la cultura que tanta tienen los aficionados, que no pierden partido, de donde sea para disfrutar y en el caso de los futbolistas, para aprender.

29035

2008-09-02T22:05:00-05:00

column

2008-09-04T16:29:03-05:00

none

Lo que vi

9

2183

2192

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Árbitros hinchas

Mucha tiza

Reflexiones

Buenas

¿Por qué?