Por: Hernán Peláez Restrepo

Lo que vi

Como se dijo siempre, “de todo como en botica”. Así esta última palabra haya ido desapareciendo.

Es la mejor manera que encontré para identificar la jornada profesional del sábado, incluyendo el debut de Leonel Álvarez como el orientador de la selección de mayores, post Copa América.

Lo bueno: el juego América-Nacional, que cometieron a la par múltiples errores defensivos, dejando un saldo de seis goles. Porque es fácil advertir que cuando hay esa lluvia de anotaciones, los errores defensivos se pagan. Pero hablando de pagar, los asistentes quieren ver ganador a su equipo y ubicar momentos para aplaudir, gritar los goles. En ese aspecto un partido generoso, con un dato suministrado por Luis A. Henao y que recuerda los 39 años que llevaba Nacional sin marcar cuatro goles a los Diablos Rojos en Cali.

Nacional, que luce aún desequilibrado en el campo, tiene dos argumentos suficientes. Uno que las saca, Pezutti, y otro que las mete, Dorlan Pabón. Allí radica toda la virtud ganadora de Nacional. El América, con un joven arquero, Diego Restrepo, intentó en compañía de Artigas y Arango evitar la derrota, aunque no alcanzo para más.

La cantidad de público en el Pascual Guerrero, apoyando el retorno de América y el golazo de Valencia en el cierre del partido, rematando con zurda y de primera a un ángulo alto y en palo derecho de Restrepo.

La despedida a todo timbal de Pinto de la dirección técnica del Júnior, el espíritu combativo y de enredo del Pereira que frenó a Santa Fe, que increíblemente comienza a extrañar a Seijas.

No me gustó la irregularidad que viene exhibiendo Equidad, gana afuera y pierde en su casa. Esta vez, el Envigado lo superó con el conductor de siempre, Néider Morantes, quien con eficacia e inteligencia se ubica siempre libre para recibir la pelota y tocarla de primera.

La expulsión ingenua de Adrián Ramos, y hablando de la selección, al menos venció el fantasma de Honduras. A esta selección, en los últimos diez años no se le había podido ganar. Y mientras Falcao sigue en descanso extenso, pues aún no juega en el Atlético de Madrid, Teófilo Gutiérrez lució oportuno en el segundo gol y muy seguro en el cobro del penalti, acción ésta recordada en la eliminación ante Perú en la Copa América y desperdiciada por el mismo Falcao.

Y noticia buena porque es buen jugador, discutido a veces, el regreso de Giovanni Moreno con Racing. Su presencia en el segundo tiempo en el empate de su equipo fue trascendental, según lo reconoció su técnico.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

¿Qué quieren?

Los paisas

Mientras avanza

Dejar así

Agradable