Por: Hernán Peláez Restrepo

Lo que vi

Aunque hay un grupo parejo y con posibilidades para todos, eliminados ya Nacional y La Equidad, es preciso anotar que Medellín, América y Tolima han demostrado regularidad, pasajes de buen fútbol y, sobre todo, estado de ánimo para ir por el premio mayor.

En el caso del DIM, logró superar la ausencia de Ómar Pérez, quien faltó a dos partidos claves y sin embargo sus compañeros fueron capaces de mantener el estilo. Es más, el golazo de tiro libre en la victoria sobre La Equidad demostró que cuando haya buenos ejemplos se puede aprender. De ahí, la forma como Juan Guillermo cuadrado, al estilo de Pérez, selló el triunfo.

América desde finales de la etapa de clasificación venía insinuando su poderío ofensivo, donde Adrián Ramos, definidor en área, y Pablo César Arango, más integrado al juego de equipo, lideran la ilusión de llegar a la final.

Tolima, con un equipo menos rutilante e ideas claras, donde Marrugo, Juan Carlos Ramírez, Arrechea, Arizala y Marangoni y ante todo su arquero Breiner Castillo, determinan con sus acciones un estilo de juego eficaz.

DIM y América debieran estar en la final. Pero una cosa es el balance ahora y otro el que en dos fechas podría darse, aunque es poco lo que falta a estos dos y es mucho al Cali y Pereira.

Como valor individual, Carlos Darwin Quintero por encima de Freddy Montero, si se recurre a una comparación mediática. Que Montero lleva más goles es cierto, aunque Quintero tiene más oficio para rebuscarse los momentos de gol. Si le pasan la pelota la aprovecha. Si no, él mismo se inventa opciones.

Los árbitros siguen, en menor proporción, cometiendo errores. Roldán le cambió a un delantero de Cali, a quien le cometieron falta dentro del área, un penalti por una amarilla, por simulación.

97076

2008-12-08T16:37:37-05:00

column

2008-12-08T16:37:37-05:00

ee-admin

none

Lo que vi

9

1829

1838

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Amistosos y...

Realidades

Convocatoria

Qué pasa

Siempre que llovió...