López

Noticias destacadas de Opinión

Claudia López tiene la mala costumbre de culpar a otros de sus propios errores y no aceptar que ella también los comete. Si sigue así, difícilmente logrará su aspiración mayor de ser presidente (presidente es quien preside, presidenta no existe).

Dentro de los errores más emblemáticos, se encuentran los siguientes:

La alcaldesa estaba empeñada en que el aeropuerto el Dorado se cerrara en su totalidad, desconociendo que esta facultad no depende de la Alcaldía Mayor de Bogotá en cabeza Claudia López, sino de la Aeronáutica Civil. Si el presidente de la República no se hubiera opuesto, ordenando dejar abiertos los vuelos de carga y de carácter humanitario, tal decisión hubiera afectado enormemente a los capitalinos y al resto del país tanto económica como humanamente.

En cuanto a la migración de venezolanos y los delitos cometidos por algunos de ellos, la alcaldesa se fue lanza en ristre contra esa comunidad y los trató de “responsables de hechos criminales en la capital de Colombia”, acarreando el mote de ser xenofóbica. ¿Será que la frase que lanzó cuando el venezolano Leopoldo López pasó por Bogotá era un asunto meramente político y no realmente lo que pensaba? No lo sabemos, sin embargo, al parecer se le olvida que dijo: “Bogotá ha sido siempre una ciudad de puertas abiertas. Bogotá es lo que es gracias a lo que recibe, lo mejor del talento humano de todas las ciudades de Colombia, de muchos países en el mundo y más recientemente de Venezuela”. Por otro lado, para septiembre del 2020 aumentó en un 15% la tasa de homicidios, comparando las cifras con el año anterior. Resulta más fácil señalar a quienes vienen de Venezuela, pero es claro que no se les puede culpar totalmente y cerrar los ojos frente a lo que se vive con nuestros compatriotas y la realidad que enfrentamos actualmente.

Otro caso es el COVID-19. Culpó de la lentitud en las importaciones al presidente, afirmando en Blu Radio “que si llegaran las vacunas no estaríamos en estas”, sin tener en cuenta que no somos el único país que ha tenido retrasos en la importación de las vacunas y que en los casos de Chile, Francia y Alemania, aun con la vacunación, enfrentaron una situación compleja debido al alto recrudecimiento de la pandemia. En Colombia estamos de terceros mundialmente a nivel relativo de contagio, es decir, no se puede culpar al presidente de las condiciones externas, demoras en las negociaciones y toda la logística para la importación de este tipo de productos.

Es una grave equivocación de López actuar como si no cometiera errores, piensa que es un ser sin defectos. Asumir las consecuencias de sus actos le serviría mucho, pues entonces sería percibida por el resto de los ciudadanos como más humana y no como una persona incapaz de reconocer sus fallos sin necesidad de culpar a los demás por los mismos, sin analizar las circunstancias de los diferentes eventos. Eso le traerá consecuencias en su carrera política, si no es que ya se está viéndose en aprietos. López debe entender que su rival dentro de la izquierda es Petro, no la derecha.

Comparte en redes: