Por: Hernán Peláez Restrepo

Los 30...

En medio de la poca disponibilidad económica de la mayoría de equipos por orientar recursos y traer a figuras relevantes para armar sus escuadras de cara al comienzo del campeonato, hay una curiosidad latente.

Cuando un futbolista transita por los 30 años reflexiona sobre el futuro inmediato y se afana por conseguir buen contrato, vislumbrando el ocaso sobre los 34 o 35 años. Cuatro jugadores nuestros retornan del exterior, en una especie de reencauche, con un factor en común: los 30 años. Andrés Andrade, hijo de aquel célebre jugador que fue su padre, Adolfo El Rifle Andrade, llega a Nacional con un paso largo en México. Con 300 partidos encima y 33 goles, siendo mediocampista, puede ser de gran ayuda para tantos jóvenes en el equipo verde.

Ángelo Rodríguez, sanandresano, viene para el Cali con un reto importante: suplir a Dinneno. Su última actividad la cumplió en el Minnesota, en el que, en 40 juegos, anotó nueve goles. Es una apuesta difícil.

Juan Fernando Caicedo regresa al Medellín, procedente del New England, donde apareció en 28 juegos anotando cinco goles, y al igual que Ángelo, su trabajo estará orientado a ocupar, en goles, el lugar dejado por Germán Ezequiel Cano.

Ayron del Valle retorna a su vieja querencia. Millonarios lo trae del Querétaro mexicano, en el que marcó cuatro goles en 23 partidos.

En síntesis, los equipos apuestan por el recorrido y más por lo hecho en nuestros campeonatos. Ojalá ellos hayan cumplido el sueño de jugar en el exterior y ahorrado billete para lo que vendrá.

Entretanto, siguen apareciendo colombianos en Argentina. Ahora River Plate asegura haber descubierto una “joya”: Osvaldo Valencia. Además, se puso de moda en Suramérica recurrir a la patria potestad para continuar arrimando a juveniles a los equipos europeos. Por eso la FIFA advirtió sobre un control en Italia y España, países a los que más llegan estos jugadores para ir madurando y puliendo sus condiciones. Tenemos el caso de Marlos Moreno, que va de un lado a otro, sin que Manchester City lo requiera, o el de Joao Rodríguez, por la misma senda. Nuestros equipos hacen eco a esa moda, pues todos quieren ceder o vender cada año lo mejor de sus filas. Es la ley de la globalización y nada puede objetarse. Tanto así, que Jorge Carrascal, jugador que marca diferencia, es una realidad para River Plate, y esperamos próximamente vaya a la selección de mayores para continuar en la evolución de nuestro fútbol.

901436

2020-01-25T22:00:00-05:00

column

2020-01-25T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Los 30...

10

2582

2592

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

El cinturón

Domiciliaria

Echar globos

La Copa

La moral