Por: Óscar Alarcón
Macrolingotes

Los anagramas

Estoy seguro de que si estuviéramos 100 años atrás, en este enclaustramiento, las personas de la época estarían haciendo anagramas, un divertimiento que consiste en transponer las letras de una palabra para que resulte otra. Eso acostumbraban hacerlo los centenaristas, gramáticos de finales del siglo XIX y comienzos del XX, mientras se desarrollaban las guerras civiles.

En una reciente y muy documentada reseña de la vida de José María Samper (Biografía de un converso, Taller de Edición Rocca), escrita por Mario Jaramillo, se cuenta que a la primera hija que tuvo con su esposa, Soledad Acosta de Samper, la bautizaron Bertilda. Jamás me imaginé que ese nombre era un anagrama, armado con las letras de libertad, que debió ingeniárselo Samper.

Para esta columna el poeta José Luis Díaz Granados me ha colaborado con algunos anagramas (él los colecciona y también los hace): Bolívar, libró a V; Laureano Gómez, oro en gema azul; Adolfo Hitler, Hotel Florida; Pablo Neruda, Nobel para ud.; Gabriela Mistral, abriga mil letras; Ruben Darío, un bardo rey; Diego Maradona, mago adinerado.

Sobre el presidente José Manuel Marroquín (a quien le entregaron un país y devolvió dos), cierta vez fue a visitarle un alto personaje de la política, creyendo encontrarlo con las manos en la cabeza, o sobre los mapas de campaña, a propósito de la separación de Panamá. Lo halló tomando chocolate con unos amigos y varios de sus ministros. Marroquín lo vio y le dijo: “Siga adelante, que estamos haciendo anagramas y nos ha salido uno muy bueno sobre Leopoldo Cajiao: ajiaco de pollo”.

Así era el país de entonces con poetas, sin coronavirus, que pretendían luchar en favor de la dictadura del poetariado. Pero volviendo a José María Samper, y a su parentela, el exministro Horacio Serpa se ganó el nombre de su esposa por sus intentos de llegar a la Presidencia: Soledad A costa de Samper.

Y ese no es un anagrama. ¡Mamola!

913284

2020-04-07T00:00:42-05:00

column

2020-04-07T11:29:29-05:00

[email protected]

none

Los anagramas

13

2044

2057

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

La tutela de Arias

Cuando un amigo se va

El protocolo

Democracia y Congreso

Fraudes electorales