Por: Cecilia Orozco Tascón

Los “angelitos” acuden a la Corte Interamericana

Según noticias recientes, cinco excongresistas condenados por la Corte Suprema por haberse concertado con los paramilitares, han acudido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para demandar al Estado colombiano con el fin de pedir indemnización y restitución de su “buen nombre”.

 La lista de los reclamantes es de lujo: Luis Humberto Gómez Gallo, Luis Alberto Gil, Ciro Ramírez, Odín Sánchez y Miguel Pinedo Vidal. El abogado que los representa dice que la recompensa debe ser “en dólares”. Y añade que “la injusta multa que acompaña la(s) sentencia(s) está orientada a dejar(los) en la indigencia… acabando de un solo tajo con el trabajo de toda una vida”. Faltó música de violines, de fondo, para que nos pusiéramos a plañir. Hagamos un pequeño resumen de estos personajes:

Luis Humberto Gómez Gallo.- Condenado en mayo de 2011 a 9 años de prisión y multa de $6 mil millones. La Sala Penal encontró que se involucró con el bloque Tolima del paramilitarismo, en particular con alias El Socio, quien lo consideraba parte de su “nómina”. El principal testigo en su contra denunció intimidaciones para retractarse. No fue el único intento de desviar la justicia. La Suprema compulsó copias para investigar : 1. Al fiscal del caso por tratar de desacreditar a otros testigos. 2. Al defensor del Pueblo del Tolima, por actitud similar. 3. Al delegado de la Procuraduría por ignorar las pruebas. 4. A un supuesto “defensor público” por asegurar que había “plata para dejar quietos a unos políticos (entre ellos, a Gómez)”. Y 5. A dos abogados particulares.

Luis Alberto Gil.- Condenado en enero de 2012 a 7 años y medio de cárcel y $3.500 millones por sus nexos con el bloque Central Bolívar. El abogado de Gil, Ramón Ballesteros, fue detenido en plena audiencia mientras rodaba un video grabado por la DEA en Washington, en que se registró la oferta de 100 mil dólares del penalista al testigo contra Gil, alias Diego Rivera, para que se rectificara. Ballesteros fue condenado por el intento de soborno. El testigo fue asesinado hace pocos días.

Ciro Ramírez.- Condenado el 10 de marzo de 2011 a 7 años y medio de prisión y a multa de $3.500 millones por sus compromisos con paramilitares y narcotraficantes de Boyacá. Ramírez fue grabado mientras conversaba con alias Mi Sangre y su nombre fue mencionado por otros narcos que eran seguidos por agentes de Colombia y Estados Unidos. No obstante, la Procuraduría de Ordóñez, conservador como Ramírez, lo absolvió disciplinariamente.

Odín Sánchez.- Condenado el 27 de julio de 2011 por sus relaciones con el bloque Élmer Arenas, de alias El Alemán, quien declaró que le entregó $200 millones para su campaña de 2002. El Alemán reveló grabaciones en las que se evidenciaba el intento de soborno de políticos de la cuerda de Sánchez, a varios testigos en su contra. En octubre de 2012 hubo denuncias sobre ofertas de $20 y $40 millones de Sánchez a candidatos a la gobernación de su departamento.

Miguel Pinedo.- Condenado el 1° de febrero de 2012 a 9 años de prisión y a $6 mil millones por sus nexos con las “Autodefensas del Magdalena y la Guajira”, al mando de Hernán Giraldo y de Jorge 40. El propio Giraldo contó, cuando se desmovilizó, su relación con Pinedo y con otros políticos de la costa, como Trino Luna, Mauricio Pimiento, Lucho Vives y José Francisco Zúñiga, todos condenados. Una de las testigos principales contra Pinedo no compareció para ratificar sus declaraciones después de haber solicitado medidas de protección.

Le quedará fácil a la Corte Interamericana saber quién tiene la razón.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cecilia Orozco Tascón

Defensas con códigos mafiosos

Autoridades morales en periodismo

País conmocionado

Uribismo, visas y traición a la patria