Los chicos del penal

Noticias destacadas de Opinión

Lo leo y creo que es un chiste. Duque “entutela la tutela” e insiste en encerrar de nuevo a todos los mayores de 70. A como dé lugar. A mí, y lo dejo por escrito, le sugiero que me vaya subsidiando una suite en algún pabellón especial para setentones en el penal que escoja. Eso sí, tiene que ser un penal con todas las medidas higiénicas, la alimentación y las distracciones como Netflix, cartas, libros para mi confort y salud personal. Le respondo, en uso de mis facultades físicas y mentales, que no pienso encerrarme a ver pasar la vida desde la terraza.

Invito a todos los mayores de edad a que nos unamos de nuevo para exigir un penal adecuado, pues mal haría Duque en encerrarnos hacinados con una hamaca. Si lo que desea, desde su pantalla chica, con su sonrisa de puchero, es cuidarnos, debe tener complejo de Edipo o Electra, o ambos. Mamola si nos encierra, estimado Duque. Usted verá qué hace con nosotros. Pero a caballo vamos pa’l monte.

Póngase serio, señor presidente. Ya basta de hacer el oso, balbucear sandeces y orientar la atención pública donde no está el incendio. Las llamaradas están en otro lado, y no tiene bomberos entrenados ni le interesa entrenarlos.

Vamos a ver cifras y hechos. Y si digo mentiras, me responde por escrito.

En sus narices, en lo que va corrido de este año, han asesinado a mansalva a más de 100 líderes sociales; desde la firma del Acuerdo de Paz, han asesinado a más de 200 exguerrilleros de las Farc que se acogieron al proceso; desde 2016, más de 100 soldados de su inmaculado Ejército habrían violado a niñas de territorios vulnerables e indígenas.

Usted ha sido cómplice de que el Estado no haya aprovechado la coyuntura del proceso de paz para recuperar esos territorios, los ha dejado en manos de organizaciones criminales y disidencias que se han fortalecido y tienen total control de sus pobladores: Cauca, Meta, Putumayo, Chocó y Nariño, donde corre la sangre, y los campesinos, siempre carne de cañón, vuelven a desplazarse aterrorizados.

Sabe perfectamente que se mueven oscuras maniobras de muchos miembros de su equipo de gobierno para poner palos en la rueda en las funciones de la JEP.

Sabe que el presupuesto para la Comisión de la Verdad ha disminuido, a pesar de haber logrado entrevistar, en su labor titánica, a más de 10.000 personas, víctimas, victimarios y testigos.

Es consciente, eso espero, de que faltan garantías para que se cumplan las iniciativas del Acuerdo de Paz y asegurar y blindar esos recursos.

Si ve los resultados de la última encuesta Gallup, se dará cuenta de que lo más grave de Colombia no es el coronavirus, sino la Corrupción, con mayúscula.

Estamos hartos de escuchar que “para todo problema usted nombra una comisión” que no hace nada ni resuelve nada.

Insiste en que los green gos se queden aquí. ¿No le da vergüenza? ¿Qué hacen? ¿Qué espían? ¿Tienen pareja o también derecho a pernada?

Posdata. Espero no me encanen hasta que construyan el resort para los chicos del penal que no vamos a enjaularnos de nuevo. Ojalá Duque se dé cuenta de que la calentura no está en las sabanas. ¡Y mire la llamarada!

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.