Por: Tatiana Acevedo Guerrero

Los fantasmas del secretario

El secretario del Interior de Cartagena sospecha que hay algo “extraño” detrás de las protestas que se han presentado durante las últimas semanas. “Está bien que se presenten protestas en uno o dos sectores, pero ya en siete u ocho, es como si hubiese una fuerza invisible que está provocando esa situación”, afirmó.

Se entiende la agitación del secretario, en momentos de enfermedad del alcalde Terán y de intensa atención mediática sobre la ciudad. Sin embargo, este no es motivo para acudir a las fábulas políticas de siempre. Definitivamente hay “fuerzas” tras las protestas, pero no son invisibles.

Un grupo de trabajadores de la multinacional atunera Seatech protestó porque la empresa, con más de 5.000 empleados, cerró sus puertas. Un segundo grupo de habitantes, en Arroyo de las Canoas, salió a las calles a pedir que se termine de construir un colegio que les fue prometido (hace 12 años). Y un tercer grupo denunció, como lo ha venido haciendo hace meses, el pésimo servicio de electricidad (o, en ocasiones, agua potable).

No se trata entonces de fantasmas, y si hay protestas simultáneas éstas sacan su mayor fuerza de la frustración que produce la falta de acceso a los servicios públicos. Como lo explicó el comandante operativo de la Policía Metropolitana para el caso de las protestas por falta de luz: “Estas son situaciones salidas de lo normal en las que no se puede emplear la fuerza... muchas veces quienes protagonizan los bloqueos son madres cabezas de hogar, menores de edad o personas de la tercera edad”.

Tal vez, aunque lo haga constantemente Santos, los funcionarios públicos deberían evitar el uso de metáforas sobrenaturales o de ciencia ficción (fuerzas o manos negras, peludas o invisibles) para referirse a grupos, poblaciones, o realidades sociales.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tatiana Acevedo Guerrero

El personaje del año

Lo que pasó esta semana

Vasos capilares

Las justas proporciones

El testimonio del zancudo