Por: Luis Fernando Montoya

Los guerreros del Quindío

"No es el conocimiento lo difícil, sino el ponerlo en práctica", Libro de Chang

Para nuestro fútbol colombiano ya no es sorpresa ver comandando los primeros lugares del torneo, equipos denominados “chicos” como el Deportes Quindío, por el trabajo serio, metódico, responsable y continuo que se viene realizando al interior de esta institución.

Para mí hay tres conocimientos psicológicos básicos que debemos trabajar:

1. Personalidad vigorosa y atrayente para imponerse en las situaciones difíciles y arrastrar al conjunto.

2. Inteligencia clara y vivaz.

3. Carácter fuerte, pero Autodenominado.

En cada torneo las distancias que separaban a los equipos denominados “grandes” con los “chicos” son menos y todo porque los “chicos” vienen trabajando duro, evitan excederse en lujos, tiene hambre de triunfos, y los grandes mentalmente creen que ya llegaron y asumen una posición facilista.

El equipo cafetero nos hace ver varios factores:

1. Directivos: Cada torneo hace un gran esfuerzo económico por armar un conjunto que pueda jugar y ser protagonista del campeonato. Le han apuntado con buen sentido a contratar jugadores de recorrido combinados con jugadores más jóvenes.

2. Cuerpo técnico: Al frente un hombre del fútbol, disciplinado, trabajador, conocedor de su afición, que “con muy poco hace mucho”, el profesor Fernando Castro, gran parte de la buena campaña del equipo se le debe a él.

3. Nómina: Para destacar la entrega que muestran en el terreno de juego, los juveniles con hambre de triunfo y los “veteranos” con el objetivo de terminar bien su carrera deportiva.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante

Vuelve Colombia

Equidad, muy bien