Los intelectuales

Los periodistas del mundo entero se han volcado a entrevistar a sociólogos, historiadores, filósofos, para preguntarles cuál será el futuro después de la pandemia. Aunque es difícil hacer futurología, muchos han sido muy contundentes en sus pronósticos. Han dicho que Estados Unidos perderá su liderazgo global, el cual se trasladará a Asia; que la globalización neoliberal, como ha funcionado hasta ahora, llegará a su fin; que Europa no volverá a ser la misma después de su fracaso frente al tratamiento de la pandemia; que el autoritarismo al que ha dado pie la crisis se instaurará en muchos países. Y muchas otras cosas. Como en la ciencia ficción, sin embargo, todo futuro imaginado sólo es proyección de los problemas del presente, y por tanto lo que subrayan en sus respuestas es que lo más importante es preguntarnos por qué hemos llegado a una crisis como la que estamos viviendo.

Paul B. Preciado, por ejemplo, nos recuerda “que la destrucción de Europa comenzó, paradójicamente, con la construcción de una comunidad europea inmune, (…) totalmente cerrada a los extranjeros y migrantes”, desde el supuesto de que el virus “es por definición el extranjero, el otro, el extraño”. Noam Chomsky pone de presente cómo la reacción ante la pandemia demuestra algo ya existente: la desunión de la Unión Europea, que hoy dice que lo principal es la vida, pero durante años ha dejado morir en los océanos a los migrantes de los países pobres; Markus Gabriel habla de los nacionalismos como otra peste; Habermas examina la cultura de las máquinas y cómo terminará por alejarnos cada vez más de la naturaleza y de los demás.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.