Por: Cartas de los lectores

Los orgánicos y su valor nutricional

Los felicito por su labor periodística en diferentes temas trascendentales para el país.

Cada fin de semana, y a veces entre semana, me doy el gusto de leer los artículos que exponen en la versión impresa. Sin embargo, tuve la sorpresa de leer una nota donde se exponía que los productos orgánicos no tenían mejor contenido nutricional, según un estudio reciente publicado en Estados Unidos. Aunque esto es parte de los resultados del estudio, es apresurado confirmarlo, sobre todo cuando no se describen todas las conclusiones a las que se llegó y, más aún, si no se tiene claro todo el contexto científico de cómo fue realizado el análisis.

Creo que El Espectador, como uno de los periódicos más leídos y reconocidos por su independencia, debió tomarse el trabajo de analizar a profundidad la noticia y exponer los diferentes puntos de vista al respecto, pues también existen otros estudios que difieren de estas conclusiones.

Además, no sólo se trata de nutrición sino de beneficios de tipo ambiental, social, etc.

Carlos Andrés Escobar. Bogotá.

Puyana y los homosexuales

Con beneplácito, como lector asiduo de El Espectador, he recibido la inclusión de la promisoria periodista Camila Zuluaga a la nómina de excelsos colaboradores con que cuenta el diario. La semana pasada me gocé la amena y muy interesante conversación con el gran Otto Morales Benítez, que sigue siendo más sabio que tanto muchacho que cree que con un rápido vistazo a las noticias y un poquitín de televisión obtiene la sabiduría para hablar de todo. Esta semana, en cambio, lo que hizo Zuluaga fue entregarse a estos últimos con la entrevista a ese señor Puyana que se niega a reconocer que las sociedades avanzan y que la humanidad evoluciona. El tratamiento de un tema sensible como la homosexualidad, la ciencia y las costumbres merece un conocimiento y un cuidado de que este señor carece. Y lo peor es que esa posición obtusa contrasta con lo que normalmente encontramos en este periódico que queremos precisamente por liberal y abierto a la modernidad. Este señor juega con una presentación pseudocientífica para hacernos creer que se trata de argumentaciones estudiadas, cuando no pasan de ser palabrerías. Comenzó Camila con un liberal de raca mandaca y pasó a darle vocería a un cavernícola, y en el lugar equivocado. Si me permiten darles un consejo, deberían hablar con su nueva colaboradora y contarle un poco del medio para el que ha entrado a colaborar. Su juventud y su presencia cotidiana en una emisora elitista quizás le impidan darse cuenta.

Federico Cárdenas. Manizales.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores