Sirirí

Los trapiches y el ron artesanal

Noticias destacadas de Opinión

Existen en Colombia 2.500 trapiches que muelen caña y la mayoría producen panela de la que viven cerca de 250.000 familias. Sus productos son malvendidos y cada vez es peor su situación, a pesar de los ingentes esfuerzos gubernamentales para mejorarles sus ingresos y, por ende, su calidad de vida.

Frente a ello, el empresario Daniel Picciotto, presidente de Casa Domecq, está proponiendo que se unan los trapicheros y produzcan un ron artesanal, licor que en estos momentos está teniendo gran demanda en los mercados del mundo.

Picciotto pone como ejemplo lo que está sucediendo en México, en donde se elaboraban alcoholes ilegales hasta que comenzaron a producir mezcales artesanales con un éxito extraordinario. “Lo propio podemos hacer con la caña de azúcar”, enfatizó.

La idea no es descabellada. En los pueblos paneleros hay alambiques que destilan el jugo de la caña, que se embotella, se vende a $1.000 o $2.000 y solo sirve para emborrachar a sus habitantes. Con esta propuesta se canalizaría esta producción y consumo casi que clandestino y, aprovechando la materia prima, se podría llegar a ofrecer distintas variedades del denominado ron artesanal.

El camino está abierto porque el monopolio de los licores del Estado no aplica para los pequeños productores quienes, gracias a una ley de autoría de la senadora Paloma Valencia, no tienen ningún inconveniente legal para dar ese importante paso, ya que mediante un “Invima artesanal” se podrían formalizar las pequeñas empresas productoras, incluso para que obtengan la financiación requerida.

Otro cantar será la comercialización de ron, pero para ello Picciotto está ofreciendo su vasta experiencia y tradición con los brandis y vinos de Casa Domecq, que están en la retina de los colombianos desde hace más de medio siglo, con una total aceptación de los paladares nacionales.

“Les voy a enseñar a competirme, Colombia se va a conocer como un país fabricante de ron artesanal y así ganamos todos”, puntualizó.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.