Por: Luis Fernando Montoya

Los valores de Miguel Calero

"Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón": Gabriel García Márquez.

El pueblo colombiano en general, y en particular nuestro medio futbolístico y el mexicano estamos tristes, profundamente golpeados en nuestro interior por la partida tan rápida e inesperada de una gran persona, de un gran futbolista, de un hombre aún muy joven: Miguel Calero.

En la vida eterna ya se ha encontrado con Andrés Escobar, El Palomo Usuriaga, Carepa Gaviria y Édson Becerra, entre otros, y han conformado un gran equipo para seguir iluminando el camino de todos los que aún tenemos la fortuna de estar vivos.

Este momento es para tener muy presente los valores que en vida Miguel practicó y que son el legado más importante que nos dejó.

1. Sentido del humor: nos mostró el camino por el que la alegría hace posible que las dificultades sean más llevaderas, por eso su estado natural era la sonrisa y celebrar con entusiasmo cada momento de la vida.

2. Amor: fue un hombre cariñoso con su madre y hermanos, y su especial afecto estaba de manifiesto con su esposa e hijos; hasta el final de sus días lo puso en práctica. Nuestros futbolistas deben aprender de Calero el sentido de pertenencia a su país, como cuando defendió los colores con las diferentes selecciones en las que jugó.

3. Disciplina: para conseguir sus objetivos como el mejor arquero y los títulos que alcanzó en Colombia y en México fueron cruciales su autocuidado personal, sin escándalos personales, y la dedicación a su entrenamiento para mantener el estado físico-mental ideal para jugar al fútbol.

4. Responsabilidad: en él se aplicó aquello de que el que es buen hijo, normalmente es buen hermano, buen esposo, buen padre y buen compañero. Eso fue lo que él hizo a través de todas las responsabilidades que le tocó llevar en su vida personal y profesional.

5. Solidario: durante su vida siempre compartió con los suyos y los demás su experiencia, sus conocimientos y era un “desprendido” de las cosas materiales con tal de hacer sentir feliz al otro, sobre todo a los niños y los jóvenes.

Para la familia, su esposa e hijos un abrazo solidario y los acompañamos en estos momentos tan difíciles, pero tengan mucha fe para superar la ausencia de ese gran señor, Miguel Ángel Calero.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Nacional, a enderezar el camino

Final inédita

América y Cali, a mejorar

Ayudarlos

Los mejores