Por: Hernán Peláez Restrepo

Luces y sombras

Como diría el carnicero en la fama, palabra que reemplaza a carnicería, que suena más grotesca: “Vamos por partes”, en el fútbol de hoy para Colombia.

Sombras cuando arranca un nuevo campeonato profesional. Ya son 71 torneos, que transitaron por todos los estadios del sentimiento. Épocas buenas y otras no tanto. Pero, en fin, las sombras hoy están en los líos de reventa de boletas para juegos de la selección en casa, donde el dueño del asunto es la Federación de Fútbol, obligada por circunstancias judiciales a revelar el tejemaneje del caso. Se conoce ya quiénes fueron los revendedores y sus ganancias enormes. Está por verse quién las entregó y cómo.

Otra sombra es el modus vivendi de algunos equipos, que llegan a perder reconocimiento de Coldeportes y solo lo recuperan cumpliendo con las obligaciones mínimas laborales.

Hace poco un dirigente allegado al Júnior reconoció que la cesión de derechos de televisión no fue la más brillante operación para los equipos mismos, aunque firmado está, hay que recordar aquel adagio popular: “Después del ojo afuera, no hay Santa Lucía que valga”.

Luces: la primera luz es admitir que nuestro fútbol es ahora una maquinaria de exportación. Todos los jugadores consideran como proyecto de vida inmediata salir a donde sea y como sea. Los más recientes emigrantes son Wilson Morelo a Colón de Argentina y Cristian Borja, un lateral izquierdo que estaba en Toluca de México y consiguió trabajo en el Sporting de Lisboa. Y seguirán más.

Esto, por supuesto, desbarata los planes de los técnicos, necesitados de solidificar formaciones titulares, pero cuando el ingreso en dólares es bueno para el jugador y el club, es imposible hacer valer peticiones.

A propósito de técnicos, la presencia de Paulo Autuori, así como dos exmundialistas, Jorge Luis Pinto y Luis F. Suárez, refrescarán los planes de juego de nuestros equipos, fácilmente predecibles hasta ahora.

Luces también para refrescar la lista de goleadores históricos de Copa Libertadores, con la llegada de Hernán Barcos, el delantero que trajo Nacional. Sigue siendo Alberto Spencer, ecuatoriano, el líder en la tabla con 54 goles. Muy lejos los segundos, Fernando Morena y Pedro Rocha. Para Colombia, Daniel Onega, con 31 goles, y Juan Carlos Sarnari, como Pipa de Ávila (primer colombiano) figuran con 29 goles cada uno.

Y en la siguiente entrega, luces sobre la selección de Colombia, que sigue esperando a su nuevo orientador, mientras ya sabemos que encontraremos en la Copa América a Catar, Argentina y Paraguay.

Juan Carlos Osorio admitió cuáles serán las bases de su juego, aprovechamiento de la llamada pelota parada y el balón aéreo y vertical, ajustados al estilo tradicional de los guaraníes.

836197

2019-01-26T22:00:00-05:00

column

2019-01-26T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Luces y sombras

15

2919

2934

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Siempre que llovió...

El caso James

Dos caras

Ilusiones

Los alumnos