Por: Óscar Alarcón

MACROLINGOTES

Se planteó la eventual inhabilidad de Antanas Mockus como candidato a la Alcaldía de Bogotá por la circunstancia de que estuvo en el Partido Verde y ahora aparece como aspirante de la Alianza Social Indígena.

Una discusión, también electoral, se planteó cuando las presidenciales de 1930, comicios en que salió electo el liberal Enrique Olaya Herrera.

En esos años no se requería inscripción, razón por la cual se expidió la ley 31 de 1929, en donde se dijo, en el artículo tercero, que “son nulos los votos emitidos a favor de ciudadanos cuyos nombres no hayan sido inscritos oportunamente en la forma prevenida en este artículo”.

Aun cuando la ley se refería exclusivamente a “listas de corporaciones públicas”, con principales y suplentes, los conservadores pretendían hacer una interpretación extensiva para que la norma también cobijara a candidatos a la Presidencia. Como ese partido estaba dividido entre los aspirantes Guillermo Valencia y Alfredo Vásquez Cobo, los partidarios del primero pretendían inscribirlo secretamente en la población de Apulo, confiados en que no cumplieran ese requisito Olaya y Vásquez Cobo. De esta manera los votos emitidos para ellos serían nulos y el poeta de Popayán ganaba por W.

Los liberales, al enterarse de ese propósito, comenzaron a interpretar la ley y llegaron a la conclusión de que si bien ella se refería a corporaciones públicas, que hablaba de suplentes cuando el presidente no los tenía, era necesario curarse en salud. Como Olaya estaba en gira por Santander, le tocó inscribirse apresuradamente en Puerto Berrío e igual hizo Vásquez Cobo en Bogotá. Con esto frustraron un santanderismo conservador y Olaya pudo recuperar el poder para los liberales, luego de 45 años de estar ese partido en el desierto.

Ahora la discusión se planteó con Mockus y el Consejo Electoral le acaba de poner fin a favor del lituano. Él comenzó su carrera política mostrando su tafanario, siguió como visionario, pasó a verde y ahora está de indígena. Luego no hay doble militancia porque ha tenido muchas.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

Transmisión del mando

El presidente Nieto

La historia y el porvenir

La tragedia de Santa Ana

Estado social de derecha