Por: Óscar Alarcón

MACROLINGOTES

LA DE LOS ESTADOS UNIDOS FUE LA primera Constitución escrita que hubo en el mundo y rompió con la tradición europea de sistemas parlamentarios al establecer un sistema presidencial.

El primero, surgido de las monarquías y luego de las revoluciones inglesa y francesa, tiene un ejecutivo dual, con un jefe de Estado y un jefe de gobierno. En los presidenciales el Ejecutivo es una sola figura, llamada presidente de la República, que detenta las dos jefaturas. El jefe de gobierno, en los parlamentarios, deriva su poder del Parlamento y cuando no hay coincidencia entre el Ejecutivo y el Legislativo produce crisis, éste se disuelve y se convoca a elecciones anticipadas para que el pueblo dirima la controversia.

En los sistemas presidenciales, por contrario, cuando existe disputa entre las ramas del poder no hay manera de resolver el conflicto. A los padres fundadores de la Constitución de Filadelfia (de los Estados Unidos) se les escapó buscar una salida para esas situaciones. Por eso hoy, cuando se presenta un cuello de botella o choque de trenes entre el Gobierno y la Corte Suprema de Justicia para elegir Fiscal, no hay manera de encontrar una salida.

Si se cambia la terna, que es lo que algunos proponen, quienes vienen votando por lo actuales candidatos, se asegura, actuarían como lo están haciendo los otros, es decir, votando en blanco para continuar el bloqueo. Esto quiere decir que no habrá Fiscal a la vista, así pongan velillas… y pasen noches en blanco.

~~~

Comentan que las señoras de los tintos en la Corte —a quienes ya sacaron por razones del servicio— cuando iban con las bandejas y los pocillos, decían: “A ver, a ver, probando, probando…”.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón