Por: Óscar Alarcón

MACROLINGOTES

LA INICIATIVA QUE BUSCA REGLAmentar y prohibir la piratería cibernética, presentada por el ministro Vargas Lleras, la han denominado "Ley Lleras", cuando debería ser "Ley Vargas".

Aquí, entre nosotros, esa no es la costumbre. En cambio los españoles habitualmente llaman a las personas por su segundo apellido sin que eso tenga las connotaciones que se le da en este país. Muchos, aquí, lo consideran como un insulto, siendo que madre no hay sino una; padres, quien sabe.

 Al actual presidente del Gobierno español, que se llama José Luis Rodríguez Zapatero no le dicen El Puma, como su homónimo cantante venezolano, ni Rodríguez, sino Zapatero. El personaje del 20 de Julio, quien no quiso prestar el florero a los criollos, pasó a la historia como Llorente siendo que su nombre era José González Llorente. Por eso el episodio se conoce como el Florero de Llorente y no el Florero de González.

El maestro Pablo Picasso en realidad no se llamaba así. Su verdadero nombre era Pablo Ruiz Picasso, hijo de José Ruiz Blasco y María Picasso López. El famoso autor del Guernica firmó esta y todas sus obras como Picasso, simplemente, a pesar de que la totalidad de sus nombres no habría cabido en un lienzo pequeño sino en uno bastante grande. En una de sus muchas biografías leí que tenía todos estos nombres: Pablo Diego Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispín Crispiano Santísima Trinidad Ruiz Picasso.

En muchos textos, cuando se refieren al fundador de Santafé de Bogotá lo apellidan Quesada y cuando hablan de Sebastián de Belalcázar unos lo llaman Sebastián Moyano y otros Sebastián García Moyano “pero vaya el lector a decirles a los de Quito, Popayán o Cali, que el fundador se llamó García Moyano, y verá cómo se ríen en las barbas o le lapidan”, anota con gracia el inolvidable Germán Arciniegas.

Pero, volviendo al comienzo, ¿por qué le dicen “Ley Lleras”, a la que acaba de presentar el ministro del Interior y de Justicia? ¡Averígualo Vargas!

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón