Por: Óscar Alarcón

Macrolingotes

Mario Vargas Llosa es un gran escritor, tanto que se hizo merecedor al Premio Nobel de Literatura hace dos años. Pero, además, es un gran ensayista. Basta recordar la Historia de un deicidio, cuando eran felices y amigos con García Márquez; La orgía perfecta, sobre Flaubert y Madame Bovary; La tentación de lo imposible, sobre Víctor Hugo y Los miserables, entre otros. No sé a qué horas le queda tanto tiempo para producir un libro cada año, leer, viajar y hacer quincenalmente una columna periodística.

Pero hay más. Ahora se ha descubierto que muy joven hacía libros por encargo que firmaba otra persona. En 1959, cuando le faltaban francos en París con su primera mujer, su tía Julia Urquidi, aceptó por motivos económicos escribir para su compatriota Cata Podestá Pieles negras y blancas, un libro de 300 páginas que ella presentó y distribuyó como propio. Paralelamente trabajaba en su primera novela La ciudad y los perros, que no sólo lo hizo merecedor del Premio Biblioteca Breve de 1962 y Crítica de 1963, sino que lo dio a conocer mundialmente.

La señora Podestá era de la alta sociedad peruana que quiso relatar en su “obra” sus viajes por el África y que, según ha revelado ahora el diario El País de Madrid, acudía todos los viernes a donde vivía Vargas Llosa con su mujer a comprobar el trabajo y darle el estipendio correspondiente.

El Nobel peruano no se ha curado de trabajar intensamente —ha elaborado más de 30  obras— y sigue produciendo una cada año. Pero esa intensa labor lo ha llevado a obras tan buenas como su primera novela, y otras como La Casa Verde, La guerra del fin del mundo, La fiesta del Chivo, así como novelitas que si bien están bien escritas y fáciles de leer, no son dignas de su prestigio, como Travesuras de la niña mala y la más reciente, El héroe discreto.

Habría sido mejor que esas obritas hubieran aparecido firmadas por su patrocinadora de los años cincuenta, para que su gloria siguiera intacta.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Óscar Alarcón

Cambios de gobierno

El castrochavismo

Encuestas y candidatos

El tratado de extradición

El Nobel de Literatura