Por: Cartas de los lectores

Mal ambiente electoral

Excelente el editorial del 2 de junio sobre las propuestas ambientales de los candidatos. Sorprende en este como en otros temas la poca divulgación que han tenido los programas que después serán aplicados sin consideración; dirán que fueron votados y aceptados por los electores.

El presidente Santos propone reforzar su actual política ambiental, cuya virtud es que rescató el Ministerio de Ambiente e impulsó de nuevo el Sistema Nacional Ambiental. Éste debe mejorar y así lo debemos exigir, pues se trata de lograr un desarrollo sostenible; estamos lejos de esto, como lo señala el editorial.

El candidato Zuluaga, en medio de su corta visión y desinformación, propone un Ministerio de Desarrollo Sostenible; el actual es de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Ignora el daño hecho al medio ambiente por Uribe, que no sólo acabó con el Minambiente para convertirlo en un viceministerio, dependiente del Ministerio de Vivienda y otras cosas, sino que debilitó sus instituciones: el Ideam, que fue desmantelado y todavía no se logra recuperar, es un ejemplo dramático. Uribe anuló las políticas y programas ambientales, dio licencias mineras sin límite y vía libre a un crecimiento sin consideración con los impactos ambiental o socioeconómico.

Este desdeño por el ambiente, ejercido durante ocho años, produjo impactos en las aguas, los suelos y la biodiversidad, con efectos desestabilizadores sobre un medio frágil y debilitado. El gobierno de Uribe facilitó actividades de alto impacto pero menos visible, como la minería que usa mercurio y otras sustancias peligrosas para la biodiversidad y la salud humana.

La propuesta del candidato Zuluaga pretende regresar el país a la situación descrita, desconociendo el costo de la destrucción de las instituciones ambientales en términos económicos presentes y futuros. Mientras los países desarrollados se debaten por cuidar el ambiente y mejorar la calidad de vida, el candidato Z nos propone la irresponsabilidad e impunidad ambientales. Voto por Santos.
Pablo Leyva. Bogotá.


Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

El malestar en Francia e Inglaterra

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

No es la universidad, es la educación