Por: Daniel Pacheco

Malos tragos

Cuando salen los estudios de consumo de sustancias psicoactivas llega la hora de “alarmarse”.

 En general, las “alertas suenan” en los medios por el aumento de consumo de una nueva droga peligrosa. Con el estudio de consumo entre universitarios de 2012 fue el incremento en el consumo de éxtasis y LSD. Con el estudio de consumo en colegios de 2011 fue por el aumento del consumo de drogas en colegios privados. Sin embargo, en el nuevo Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas 2013, si bien se elevó el consumo de varias drogas, no hay cómo ocultar que el principal problema en Colombia es el trago.

Según la encuesta, que se hace cada cuatro años y con más de 30 mil entrevistas en hogares, y presenta la visión general más completa de los estados alterados de la nación, cerca de 2,6 millones de colombianos tienen un consumo problemático de alcohol. Esto representa el 11% de la población entre 12 y 64 años. Uno de cada diez colombianos tiene un problema de alcohol.

El problema además empeora. Entre 2009 y 2013 el consumo de alcohol en el último mes se incrementó dos décimas, pasando de 33,8 a 35,8%.

Mientras el presidente Santos manda a tumbar ‘ollas’, más de la mitad de los niños de colegio dicen que es fácil conseguir que les vendan alcohol. Mientras el país se preocupa por una fiesta en Cartagena, donde decenas de personas se comieron un ácido malo, el 20% de los niños colombianos entre los 12 y 17 años dicen que consumieron alcohol en el último mes.

El consumo de alcohol debería ser una prioridad de salud pública que lo saque de los patrocinios de equipos de fútbol, de las vallas publicitarias y las ferias de pueblo. Hace dos días bañamos de gloria a la selección de Colombia, bajo el auspicio espumante de cerveza Águila.

La idea de James patrocinado por una marca de cigarrillos es inconcebible hoy en día, no mucho tiempo después de que la copa de fútbol de Colombia tuviera el nombre de una marca de tabaco hasta 2010. Entre 2009 y 2013 el consumo de cigarrillos en el último mes cayó de 17,3 a 13%. Aunque sea difícil establecer una relación causal directa entre los cambios regulatorios contra el tabaco, parece evidente que las restricciones en publicidad tienen consecuencias positivas.

Los intereses detrás de la industria del alcohol, en grandes grupos empresariales (algunos dueños de medios como este diario y Caracol Televisión) y en gobiernos locales dueños de las destilerías son sin duda obstáculos para una regulación más estricta a la venta y promoción del alcohol. Pero al mismo tiempo que muchos datos y estudios apuntan a que las drogas ilícitas deben legalizarse y regularse, esta misma tendencia tiene que ganar tracción con las drogas legales y mal reguladas, principalmente el alcohol.

Pata: El triunfo de la selección de Colombia es una oda a la diversidad étnica del país. De los 23 convocados, a ojo, al menos 16 son negros o mestizos, con Pékerman, un gaucho judío ahora colombiano, a la cabeza.

 

503009

2014-07-07T22:52:06-05:00

column

2014-07-07T23:10:15-05:00

ee-admin

none

Malos tragos

12

3102

3114

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Daniel Pacheco

El pacto del “fracking”

La república de Duque

Actos de corrupción

Regular el libre desarrollo de la personalidad