Por: Mario Morales

Material de segunda clase

NO DEJA DE SER ENFERMIZA LA preocupación mediática por el "virtual" enfrentamiento entre Uribe y Santos. Las seudoprimicias tratando de interpretar las palabras de uno y otro no son más que "material de segunda clase", como calificó en su columna de ayer Umberto Eco la labor de "conjurar historias sacadas del aire".

El ejercicio vende. Es la construcción de un ciber-melodrama sobre la base de odios políticos y bajas pasiones y que repite hasta el hartazgo varias cosas bien conocidas: que Uribe y Santos se parecen más de lo que se diferencian, y que los une esa vanidad suprema (esa hybris griega) de querer hacer historia.

Y que se necesitan. De ahí su juego de gemeleo y de aparente contradicción con intercambio de roles. ¿No era Santos, como columnista y luego como ministro, el que vociferaba contra Chávez y Uribe el que pedía mesura? ¿No fue Santos crítico y luego una rueda suelta en el pasado Gobierno?

Nada como mantener a fuego lento el alma colectiva, que se embelesa con los conflictos de los personajes, se sumerge en la trama, para establecer víctimas y victimarios, en un estado de hiperemocionalidad que la aleja de los verdaderos problemas del presente y de las reales responsabilidades en el pasado reciente.

Claro, ambos tienen estilos distintos para ganar defensores y fidelidades gratuitas. Uribe sabe que la masa es solidaria con quien “pone la cara” y da la pelea así sea con evasivas. (La estrategia de los Nule). Santos es experto en “maledicencias”: tira palabras y luego esconde la boca para reaparecer como conciliador.

Los dos saben lanzar pan a la galería que enfurecida hace rapiña con las migajas. Más haríamos los periodistas, siguiendo a Eco, reporteando “noticias que ya estén ahí” en vez de jugar siempre el rol de idiota útil.

Eso lo saben las audiencias como consta en una de las conclusiones de la encuesta sobre percepción del conflicto armado: “No ven cambios de fondo entre la anterior administración y la actual. Consideran que aunque es prematuro saberlo, el nuevo gobierno tiene una mejor relación y manejo de medios y de las relaciones internacionales. Por lo demás, son iguales”.

www.mariomorales.info y @marioemorales en Twitter

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

¿Bienvenida a Duque?

Tarde, como siempre

Y ¿el fútbol y el periodismo?

Como lo que somos

Gobernar y obedecer: ¿un dilema?