Por: Luis Fernando Montoya

Medellín

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. La mente lo es todo. En lo que pensamos, nos convertimos”: Buda.

El actual subcampeón, Medellín, en las fechas que van de la Liga Postobón I, no ha podido retomar el nivel táctico que mostró en la final del año pasado y los resultados conseguidos hasta el momento no han sido suficientes para colocarlo en un puesto mejor en la tabla de posiciones.

La principal función del pensamiento es la adaptación, es decir, “pensando” intentamos resolver satisfactoriamente los problemas que nos plantean las distintas situaciones a las que nos enfrentamos en la vida. El pensamiento no es un proceso intelectual aislado, sino que se desarrolla y se produce en interacción con otros procesos, tanto intelectuales (memoria, lenguaje) como psicológicos (motivacionales, actitudes), fisiológicos (todos los que de alguna manera afectan al sistema nervioso) y sociales (relaciones interpersonales).

Algunos aspectos a tener en cuenta en este momento difícil que vive el equipo.

1. Fortaleza: los nuevos directivos deben estar comprometidos con el plan de trabajo que se propusieron, seguir creyendo en el cuerpo técnico, en el grupo de jugadores que contrataron y buscar estrategias para salir de este impasse de resultados.

2. Cuerpo técnico: al comando un hombre de gran experiencia en el fútbol nacional e internacional Hernán Darío Gómez, que seguro con toda su sapiencia va a salir con su grupo de trabajo de este mal momento, porque el éxito no es eterno y el fracaso no es definitivo; el año pasado mostró el gran conocimiento táctico que posee y en este tiempo no se le ha olvidado. El equipo debe retomar su estilo de trabajo, tenencia de balón, orden táctico y eficacia a la hora de definir.

3. Nómina: llegaron un buen número de jugadores con experiencia, técnicamente bien dotados, vienen de tener buen nivel futbolístico en sus equipos, y sumados a la base anterior, deben poner en práctica lo que quiere el técnico en el terreno de juego. Se ve un grupo unido, pero es la hora para que los jugadores de mayor recorrido como Giovanni Hernández, Jorge Viáfara, Leandro Castellanos, William Zapata, Ezequiel Cano y Amílkar Hernández, entre otros, ayuden a superar este mal momento.

4. Parte mental: en los momentos críticos es clave el trabajo en la parte mental de los trabajadores y de todo el equipo, para poder tener claridad en las posibles soluciones.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante

Vuelve Colombia

Equidad, muy bien