Por: Alberto Donadio

Memorias de una estafa

Sucedió el viernes 2 de noviembre de 2012. La principal comisionista de bolsa del país no abrió sus puertas. Había quebrado Interbolsa, que controlaba una de cada tres operaciones bursátiles.

Con motivo de este luctuoso aniversario, se lanza un extraordinario documental de 50 minutos dedicado a las víctimas y donde los protagonistas son las víctimas. Se trata de un formidable trabajo periodístico realizado por uno de los damnificados, Óscar Cardona, de 33 años, antioqueño, comunicador en lenguajes audiovisuales y magíster de la Universidad de Medellín. Las más de 100 entrevistas que hizo Cardona en los últimos dos años, acumulando más de 50 horas de grabación, producen en el espectador un impacto que no pueden superar los libros publicados sobre Interbolsa, ni los muchos reportajes y artículos que el desfalco ha generado en prensa, radio y televisión. Se puede ver en www.memoriasdeunaestafa.com.

 

“Se me derrumbó el mundo”, cuenta Martha Beatriz Mejía, de Medellín. “Me siento insegura”, dice Elsa Barrientos, también de Medellín. “Un poquito de justicia”, pide Maruja Velasco, de Bogotá. “Lo que teníamos para vivir tranquilos se nos fue”, anota Samuel Duque, de Cali.

En el documental también hablan María Kamila Pineda, Diana Piedrahíta, Olga Peña, Alfonso Manrique, Carlos Parra, Farides Contreras, Felipe Saldarriaga, Juan Manuel Chaves y otras víctimas. No. La concatenación de los testimonios no es repetitiva ni agota al espectador sino que va creando un crescendo de indignación por una estafa de la cual el Gobierno estaba informado con antelación.

El documental de Óscar Cardona no profundiza en la culpa del Gobierno por el colapso de Interbolsa. No es necesario. El conjunto de las voces de los estafados sirve de clamorosa imputación ciudadana. Son los canales de la televisión los que deberían haber realizado la tarea que prácticamente solo, con tenacidad y perseverancia, adelantó Óscar Cardona. Pero ahora que el documental está listo, deben divulgarlo profusamente. Creo que es el trabajo periodístico más importante del 2017.

No están en el reportaje los principales acusados por esta estafa que cumple un lustro: Rodrigo Jaramillo, Tomás Jaramillo, Víctor Maldonado, Juan Carlos Ortiz, Alessandro Corridori. No quisieron aparecer ante las cámaras.

Óscar Cardona se reunió con Rodrigo Jaramillo, el presidente y fundador de Interbolsa, en su casa por cárcel, el edificio Alsacia en el barrio El Poblado de Medellín. Pero el ex número uno no aceptó ser filmado ni grabado. Cuando Cardona le contó que su idea era hacer un documental donde las víctimas tuvieran un espacio y pudieran dejar un testimonio de una quiebra que no se debería repetir, Rodrigo Jaramillo le respondió: “¿Entonces lo que usted quiere es mostrar a la señora que no tiene con qué comprar la leche?”.

Anteriormente, cuando Cardona llamó al expresidente por teléfono y le manifestó que quería hablar con él porque nadie, entre los directivos de Interbolsa, les había dado la cara a los clientes, Rodrigo Jaramillo contestó: “¿Y qué quiere, que los cite a todos en un coliseo para que me den bala?”. Óscar Cardona recuerda que le replicó que estaba muy equivocado: “Si las víctimas de Interbolsa fuéramos de bala, no estaríamos hablando en este momento, y usted sabe en qué país vivimos”.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Alberto Donadio