Menos mal el mundo tiene a Angie

Noticias destacadas de Opinión

“Esta crisis llegó a un planeta sin verdaderos líderes” es la frase más recurrente al momento de analizar lo que el mundo vive desde el mes de diciembre de 2019 cuando apareció un virus en el mercado de Wuhan en China. Claro, si la mirada es rápida, podríamos confirmar esa aseveración al ver las decisiones que toman mandatarios como Donald Trump, quien sobrepone su interés por el poder a los consejos de unos expertos que en cada conferencia de prensa se sonrojan al tener que ver cómo sus estudios son tirados por la borda y reemplazados por “sabidurías de opinión” que, en el mejor de los casos, sustentan cada salida en falso de un presidente en reelección. ¡Ni qué decir del gris liderazgo de Pedro Sánchez, Mateo Salvini o el recién recuperado de COVID-19, Boris Jonhson! Para no mencionar a los Duterte, Bolsonaro o López Obrador.

Pero como siempre, hay dos caras de la misma moneda. La mejor en el manejo de asuntos de Estado en relación con la pandemia del coronavirus ha sido, sin duda, Angela Merkel. Ella no es una mujer en el poder, es una estratega consciente de su poderío. Nunca ha funcionado tácticamente. Siempre, durante sus cuatro elecciones, ha elaborado una agenda para Alemania pensando en el ayer, en hoy, pero sobre todo en el mañana. En cada crisis, como la económica de 2008, la canciller Merkel tuvo una política activa y osada siempre con la cautela y prudencia aprendida en su infancia y adolescencia cuando compartió en medio del bosque con cientos de personas en proceso de rehabilitación puestas allí por un decisión del gobierno socialista de la República Democrática Alemana, enviados por descarte al pueblo de su familia. Angela los incluyó siempre en su vida y en sus compasivas decisiones. Por algo, en su mismo hogar, años después invitó a los gobernantes del mundo a “ponerse en los zapatos de los otros”.

En cada actuación en esta cruzada por la vida de los alemanes y europeos, Merkel no duda en ubicar por encima de todo un postulado que siempre la acompaña: decir la verdad. Fue la primera en decir abiertamente que tenía la situación más seria después de la Segunda Guerra Mundial. Lo asumió de tal manera que fue ella quien prohibió reuniones de dos personas. Controló la transmisión con separación de los ciudadanos, pruebas en abundancia y fortalecimiento de la red sanitaria, pero siempre sustentada en el grupo de especialistas de “La Leopoldina”, como se conoce el conjunto de científicos interdisciplinario, alcaldes y gobernadores, que la aconseja, contrasta y sustenta las decisiones de una doctora en física que toma un camino siempre acompañada por la trasparencia y colaboración de sus gobernados para no asumir posiciones radicales o intransigentes. Luego de un aislamiento solidario ya tiene diseñada y presentada la nueva fase para la primera semana de mayo donde podrán volver los colegios en los últimos grados de primaria y secundaria, así como locales de minoristas de menos de 800 metros y los salones de belleza, todo con medidas de desinfección muy estrictas.  Estos “pequeños pasos” como ella denomina estas acciones, son la guía para no perder el rastro de un virus que deja a Alemania como una de las naciones con menos muertes del continente europeo.   

Luego de anunciar su retiro el próximo año, podemos entender cómo esta personalidad fue la primera mujer en ocupar un alto cargo en el instituto de ciencia de un país comunista y también, en esa misma condición, ocupar el primer cargo de un país unificado luego del régimen del nazismo. Razón tuvo su primer slogan de campaña “Quiero servir a Alemania” o el de su reelección “Nosotros tenemos la fuerza”. Es una domesticadora del caos que curó un país enfermo y hoy le da lecciones al mundo de cómo gobernar a pesar del COVID-19.

Con razón Mick Jagger y sus Rolling Stones le cantaron “a la chica alemana”: Angie, Angie ¿a dónde nos guiarás desde aquí?

@pedroviverost

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.