Por: Columnista DATAiFX

Mensajes e interpretaciones

Las últimas dos semanas del mercado colombiano han sido muy volátiles por cuenta de las cifras económicas, la interpretación de los inversionistas y las diferencias de estas interpretaciones frente a las declaraciones de los funcionarios que toman las decisiones económicas.

El crecimiento del PIB de 2012 no se desaceleró tanto como se esperaba, pero el Banco de la República redujo su tasa más de lo pensado. Esto último sucedió justo cuando algunos analistas empezaban a apostar que la entidad mantendría la tasa inalterada.

La decisión de reducir 50 puntos básicos (pbs) y no 25, tomó por sorpresa al mercado dejando en duda la percepción generalizada de que los ajustes de tasa de referencia ya estaban terminando. No es usual que un ciclo de reducciones de tasas finalice acelerando la magnitud de los ajustes.

Sin embargo, el ministro de Hacienda se encargó de desestimar el incremento de la magnitud de la reducción como un signo de que el ciclo de ajustes continuaría y declaró precisamente lo contrario. La aceleración del ajuste es el mensaje de que “es el último envión, y es mejor hacerlo de una” o “con esto termina el ciclo descendente”.

Pero en los días siguientes varios codirectores del Banco de la República, incluyendo el gerente, reiteraron que las decisiones dependerán de los datos económicos, resaltando por supuesto que una política monetaria muy expansiva genera riesgos en el largo plazo.

Ahora hay visiones tan diferentes entre los analistas que van desde una reducción total de 75pbs adicionales hasta un incremento de 50pbs para el cierre de 2013. Un comentario final: la inflación de marzo de 2013 no sorprendió tanto.

 

* Daniel Escobar, Global Securities

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista DATAiFX

Emergentes: Lecciones de 2013

Emergentes: dilemas, pecados y refugios

Prosigue el 'Efecto Fed'

Banrep y la economía