Por: José Roberto Acosta

Mentiras de la reforma tributaria

Bautizar la reforma tributaria como Ley de Crecimiento Económico es el primer engaño, ya que las rebajas de impuestos ensayadas este año no generaron empleo y el crecimiento económico no fue por el lado de la oferta empresarial, sino por la demanda de los trabajadores.

En el mes de octubre del año pasado se tenían 23,1 millones de ocupados, mientras que a octubre de este año, después de 10 meses de vigencia de las exenciones tributarias, se registraban 22,8 millones, con una destrucción de 300.000 puestos de trabajo. ¿Qué pasó con los empleos prometidos por cuenta de la reducción de impuestos a las 3.100 empresas más poderosas del país?

Son 3.100 empresas que concentran el 70 % del recaudo de impuestos, frente a 970.000 empresas pequeñas y medianas que, aunque también se benefician, sólo se llevan el restante 30 % de los beneficios impositivos, concentrando más la riqueza y evidenciando la falsa equidad que el uribismo despliega en su discurso.

Asimismo, mienten al atribuir el crecimiento del 3,3 % en el Producto Interno Bruto a la oferta de esas empresas que incumplieron su promesa de generar empleo, a cambio de las billonarias rebajas de impuestos. El crecimiento del presente año se ha debido principalmente al choque migratorio de 1,6 millones de venezolanos, que representan el 3,3 % de los 48 millones de colombianos nativos.

Habiendo fracasado la Ley de Financiamiento en su primer año de aplicación, ¿cómo explicar que el Gobierno quiera repetir el fracaso? Si la productividad del capital en el presente año fue negativa, según el DANE, es porque los dueños del capital no aportaron con su oferta al crecimiento, que sigue impulsado sólo por el consumo de los trabajadores, cuya productividad fue de apenas 0,23 %, pero positiva. ¿Cómo explicar que se premie con menores costos de impuestos a un capital reiteradamente improductivo?

Y a pesar de haber sido desenmascarados por rigurosos estudios, el uribismo y Cambio Radical repiten la mentira de que en Colombia la tasa de impuestos es del 70 % y que en el sector agrícola es del 110 %. Todo para justificar una reducción de impuestos que, como ya quedó probado este año, no genera empleo ni crecimiento. Hasta las calificadoras de riesgo internacionales señalan que lo mejor es que la reforma se hunda. Ojalá se pusieran impuestos a las mentiras.

@jrobertoacosta1

895635

2019-12-13T21:00:26-05:00

column

2019-12-14T12:30:16-05:00

[email protected]

none

Mentiras de la reforma tributaria

33

2836

2869

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

Globos de 2020

Más cinismo de Medimás

La economía verde

Pendientes para 2020

La mermelada uribista