Por: Harry Sasson

Menú de Semana Santa

Desde las costas de la ciudad de San Francisco viene esta receta fruto de la influencia de la inmigración italiana. Una sopa de tomate y de delicias de mar aromatizada con un bouquet de hierbas frescas.

El cioppino es una rica sopa atomatada que nació en San Francisco gracias a la inmigración italiana a esta ciudad, especialmente en la zona de North Beach, y en la que se utilizan pescados, mariscos, bivalvos, muchas hierbas como orégano, albahaca y laurel, generosa en sustancia y reconfortante para tiempos fríos e invernales como los que lamentablemente azotaron esta Semana Santa.

Uno de los ingredientes más tradicionales del cioppino de la bahía de San Francisco es el dungeness crab, un cangrejo típico de la costa Pacífica de Estados Unidos. Yo la preparé con corvina y langostinos, nada más. Notarán que resulta similar a una bouillabaisse y a otras sopas de pescado y mariscos, aunque quizá su diferencia está en la presencia de hierbas aromáticas que intervienen sin recato en la armonía de sabores.

Hace años era un plato de pescadores y formaba parte del menú de las cocinas de a bordo durante las largas faenas, pero su popularidad comenzó a extenderse a tierra firma, empezando por los restaurantes italianos que abundaban en San Francisco.

Hoy el cioppino, que significa algo así como ‘picadillo’, se ha convertido en uno de los platos más representativos de esta parte de Estados Unidos, y es una receta magnífica para dar fin a la serie de preparaciones con pescados y mariscos con la que recibimos la Semana Santa.

Cioppino de San Francisco

Ingredientes para cuatro personas

00 gramos de pescado blanco como corvina en trozos grandes
12 langostinos pelados y desvenados
4 dientes de ajo machacados
1/2 taza de hojas de albahaca trozadas con la mano
1/2 cucharadita de orégano fresco
1/2 cucharadita de tomillo
2 hojas de laurel
1 lata de tomates italianos pelados y en su jugo
1 litro de caldo de pescado o de mariscos
2 tazas de cebolla, puerro, hinojo, apio
1/4 de taza de aceite de oliva extra virgen
1 trago de pastis o licor anisado
Ají seco al gusto
Sal y pimienta

Preparación:

En una olla con aceite de oliva sofría el ajo, y luego añada la mezcla de cebolla, puerro, hinojo y apio. Deje sofreír hasta que empiecen a tornarse transparentes, y agregue los tomates, las hojas de albahaca, el orégano, el tomillo, el laurel y el caldo. Cocine durante 20 minutos a fuego medio. Al cabo de este tiempo integre el pescado, los langostinos, el trago de pastis, y rectifique la sazón con sal y pimienta. Sirva con tostadas de pan de ajo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson

Cereal para Supermán

La dulce remolacha

El lado dulce del arroz

Pappardelle con coliflor y jamón serrano

De aquí y de allá