Por: Gonzalo Silva Rivas

Mercado global

Las empresas aéreas centran cada día más sus estrategias comerciales en el uso de las nuevas tecnologías y son las redes sociales, integradas de manera creciente a la industria turística, las que surgen como herramientas apropiadas.

La clave de esta decisión es la necesidad de asumir la relación directa con los usuarios, aprovechando al máximo un medio convertido hoy en día en principal fuente de comunicación mundial.

Redes como Twitter, o Facebook con cerca de 900 millones de usuarios, permiten intercambiar información en tiempo real y favorecen la prestación de servicios online como atención de consultas, anuncios sobre cancelaciones o reprogramaciones de vuelos, compra de tiquetes, check-in o acceso a tarjetas electrónicas de embarque. En ellas se congrega el promisorio nicho de pasajeros del futuro, los jóvenes de la generación Y, quienes han hecho de Internet el centro del mundo y a donde tendrán que dirigirse las estrategias de comunicación y mercadeo.

Su enorme éxito respaldado por cientos de aplicaciones crea expectativas entre los usuarios pero también retos para las empresas obligadas a conquistar un sector que empieza a liderar el mercado. La holandesa KLM tiene en tubo de ensayo un particular sistema de elección de acompañante de silla, “Meet and Seat”, basado en el cruce de información en Facebook y Linkedin. La idea es armonizar intereses comunes entre compañeros de asiento para que las inciertas y monótonas horas de vuelo pasen a convertirse en una encantadora cita a ciegas.

Las aerolíneas deberán adaptarse a un mercado global atento a incursionar en nuevas tendencias para hacerse rentables, comprometiendo la fidelidad de los clientes. La red solo pescará a las innovadoras.

Nota: La presidenta de Anato, Paula Cortés Calle, en carta dirigida a esta columna responde a un comentario acá planteado sobre la pérdida de protagonismo de los gremios económicos en la vida nacional. Destaca la labor que su entidad y Cotelco cumplen de la mano del Gobierno para fortalecer la presencia de Colombia en el mapa turístico mundial e incrementar el número de visitantes.

Anato aplica un plan de gestión diseñado a 2014, cuyos pilares son capacitación profesional, promoción del turismo receptivo y estudios estadísticos e investigaciones de mercado. Afirma que como parte del Fondo de Promoción Turística, el sector privado trabaja en el fomento del turismo receptivo y no en la promoción internacional del país, función única y exclusiva de Proexport.

[email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Gonzalo Silva Rivas