Por: Mario Morales

Mesa servida

QUIZÁS SOLO HAYA QUE LEER LAS LÍNEAS, y no entre ellas, para entender el objeto de la cumbre de los comandantes de las guerrillas en Cuba.

Habla  Humberto de la Calle, el vocero del Gobierno en la mesa, de  “incorporación del Eln al proceso”; lo que de entrada  descartaría  otra mesa, otro país sede, otro proceso con esa guerrilla. Buena noticia, si se piensa desde la perspectiva de paz integral con la insurgencia, sin cabos sueltos.
 
Se traduce en ahorro de esfuerzos, concentración de debates y aprovechamiento del acumulado metodológico y temático de estos casi 3 años de diálogos. Obliga a un empalme sobre la marcha y no en el cierre de los dos procesos si se manejan por separado.
 
Sería un salto cualitativo innegable en momento en que la galería apremia por avances cuantitativos, esto es, por puntos aprobados (o medio aprobados), como en las finales de un torneo deportivo.
 
Es claro que el proceso necesita oxígeno para recuperar ante la opinión pública el terreno cedido por torpeza  de la guerrilla, recurrentes errores de comunicación del Gobierno y el culiprontismo histérico de las barras bravas que aprovechan descaches mediáticos o del Ejecutivo para subir los decibeles.
 
Pero el precio por ello no puede ser el revisionismo o alteración de lo hasta ahora acordado con el consecuente  freno a un proceso ya de por sí lento y la confusión ciudadana que sigue sin sentirse arte ni parte en las negociaciones.
 
El pesimismo rampante por cuenta de los cueros al sol en medio del choque de trenes y la salida del clóset de las cortes, no dejan ver avances significativos, producto del diálogo, como la disminución en la intensidad del conflicto, la prohibición del glifosato y el proceso de desminado.
 
Al Gobierno  le falta relato en esos logros y el periodismo no llena el vacío. Si fragua la mesa conjunta, se avanza en acuerdos  y a la selección le va bien en la Copa América, en un mes las encuestas estarán patas arriba. Así estamos.  

560210

2015-05-12T21:48:11-05:00

column

2015-05-12T23:19:36-05:00

none

Mesa servida

12

2212

2224

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Vuelve y juega

Dulces, terror y máscaras

Nadie nos lo quita

El año en el que nos devolvimos

Personajes y antipersonajes del año