Mi frase de 2019: Virginia, gracias por existir

Noticias destacadas de Opinión

Según la compilación del Diccionario Oxford, el término que más evolución tuvo este año en materia de discusión pública global fue el uso de la frase “emergencia climática”. La palabra clima viene siendo motivo de rutina desde hace varias décadas y su utilización solitaria no había impactado tanto en el diálogo social cotidiano hasta hace unos meses cuando, al añadirle el apellido emergencia, se disparó más de 100 veces su impacto mundial. La definición académica de este par de palabras es “una situación en la que se requieren medidas urgentes para reducir o detener el cambio climático y evitar el daño ambiental potencialmente irreversible resultante de él”.

Si revisamos las acciones gubernamentales, de las agencias interestatales, de las empresas privadas interesadas en un mejor planeta, de la comunidad científica, de Greta Thunberg, de los ciudadanos del común y de las ONG, todas se han enfocado este año en reclamar actuaciones efectivas para resolver “un tema definitorio de nuestro tiempo”, según la ONU. ¿El debate mundial tuvo como epicentro este año la acción de todos para enfrentar este precolapso o colapso? Los ojos están allí, así como este mismo diccionario posara su mirada en el brexit y Trump y eligiera como la palabra del 2016 el neologismo posverdad.

En Colombia no tenemos un término anual de estas características. Me tomé la licencia de revisar el Google Trends de los años 2018 y 2019, para poder especular sobre un posible vocablo o imagen para este año que termina. Este buscador remite su evaluación a la cantidad de ingresos con determinadas inquietudes sobre lo divino y lo humano. Se puede hacer por países, estados y ciudades. Permite encontrar cuál es la pronunciación de la palabra más buscada en tiempo real en el lugar que desee quien tenga la inquietud.

En Colombia, en 2018 la tendencia fue el Mundial de Rusia, seguido por el salario mínimo. Los acontecimientos fueron el censo, la consulta anticorrupción y las elecciones presidenciales. El personaje, Stan Lee. La telenovela más requerida fue La reina del flow. La película fue Bohemian Rhapsody de Queen. La canción, Te boté. Los significados más averiguados fueron “¿qué es TBT?” y “¿qué significa soñar que estoy embarazada?”. Por el lado de un tema específico, lo más analizado fue “¿qué es la JEP?”. El 2018 fue el año de las grandes decisiones en materia política y electoral. Pareciera que los internautas que consultaron esta herramienta divagaron entre dilemas sociales-políticos-económicos y satisfacer su “soberbia contemplativa” entre lo deportivo, el entretenimiento y muchos sueños reprimidos.

En 2019 y en el mismo orden, los resultados muestran la Copa América como tendencia anual seguida por la Registraduría Nacional. Los acontecimientos fueron el Día de los Muertos (arraigo cultural mexicano y centroamericano) y las elecciones regionales. La serie más inquirida fue Betty, la fea. Las películas fueron Toy Story 4 y Avengers: Endgame. Las preguntas más repetidas fueron “¿qué significa ontas?” y “¿qué es la Ley de Financiamiento?”. Pero lo más interesante, desde mi punto de vista, es el personaje del año más investigado en Google por los colombianos: Virginia Gutiérrez de Pineda.

Para algunos la señora Gutiérrez es una dama que aparece en el billete de $10.000 desde el año 2016. De pronto por eso el afán por saber de ella. Sin embargo, imagino el asombro al leer de la vida de esta adelantada santandereana (nació en 1921), antropóloga, científica, doctora (de las de verdad) en Ciencias Sociales y Económicas. Su énfasis académico fue estudiar las características de la familia colombiana y el papel de la madre en la infancia.

En tiempos tan convulsos en nuestra querida Colombia, quién lo creyera, parece que individualmente buscamos respuestas antropológicas para seguir, como infantes, rebuscando una buena madre patria. Mi frase: Gracias, Virginia, por existir en este 2019.

@pedroviverost

Comparte en redes: