Por: Hernán Peláez Restrepo

Milagros

Palabra tan de moda para justificar, en el caso del fútbol de alta competencia, resultados inesperados. Quizás el más significativo resultó ser el triunfo en el famoso Maracaná del América mexicano. Había perdido 2-4 en la altura del D.F. y ni el más fanático confiaba en un triunfo 3-0, como ocurrió en Río.

Así algunos lo califiquen como el nuevo ‘maracanazo’, no pasa de ser un milagro y un castigo simultáneamente. Milagro para los americanistas y castigo para los jugadores del ‘Fla’, confiados en la ventaja del primer juego.

En cuanto al paso de Liga de Quito a cuartos, había ganado en casa el primer juego y llegó a chocar con Estudiantes en La Plata, donde soportó la presión de una incansable hinchada. Guerrón volvió a ser una pesadilla por la derecha y los ecuatorianos, sin complejos, trabajaron como corresponde una instancia de clasificación.

En cuanto a la eliminación de Nacional, no resultó novedosa. La derrota en casa con Fluminense creó un clima de pesimismo dentro del plantel y el milagro no se dio.

Por último, el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, quiere abrir El Campín para conciertos musicales. Desde hace muchos años,  la gramilla sufrió deterioro a causa de éstos. La cambiaron, le invirtieron dinero y ahora regresamos a las andadas. Mencionar estadios como el Monumental o el Santiago Bernabéu no es válido porque son escenarios privados y sus dueños asumen los riesgos. El Campín es del Distrito... o de todos, para usar una figura demagógica. Moreno lo que debe es construir una concha acústica en el parque Simón Bolívar o un sitio parecido, como lo tienen las grandes ciudades.

 

13041

2008-05-10T17:49:04-05:00

column

2008-05-10T21:00:22-05:00

none

Milagros

8

1711

1719

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Los llamados

A ganar

Las ayudas

Los 30...

La brecha