Por: Felipe Zuleta Lleras

Mocoa y la Fiscalía

Ha decidido esta semana la Fiscalía General de la Nación abrir una causa criminal en contra de la gobernadora del Putumayo y el alcalde y exalcalde de Mocoa. Les imputarán los delitos de homicidio culposo y prevaricato por acción y omisión. Esto como consecuencia de los 323 muertos que dejó la tragedia de Mocoa al amanecer del 1º de abril de este año, por el desbordamiento de tres quebradas.

Ha dicho en su defensa la gobernadora que el hecho era imprevisible porque llovió en dos horas lo que normalmente llueve en diez días. Interesantes resultan estos procesos que apenas inician, pues de llegar a ser condenados estos funcionarios, se sentaría un precedente realmente importante.

Lo digo porque en Colombia ha habido tragedias como las de Armero, Salgar, Girón o Villatina, por solo mencionar unos pocos casos, y de haberse aplicado la tesis que hoy expone la Fiscalía, se habrían ido a la cárcel muchos funcionarios de todos los niveles.

Parte de estas tragedias no solo se deben a imprevisiones de los encargados de la gestión de riesgos, sino a lo difícil que resulta reubicar a los ciudadanos que, por lo general, no dejan sus casas aun cuando saben que están en peligro inminente. Muchos, miles de ellos, no creen que la tragedia va a pasar y dejan su vida al azar, o en las manos de Dios.

Mocoa ha estado en zona de alto riesgo desde su creación en el siglo XVI. Y lo sigue estando, porque que yo sepa no está en curso un proceso de reubicación después de la tragedia.

Volviendo al tema de fondo resulta innovador que la Fiscalía haya optado por imputar en el caso de Mocoa, y desde el punto de vista académico resultará muy importante saber cómo fallará el juez de la causa, pues el tema tiene gran cantidad de aristas técnicas y científicas. Entrarán en juego teorías del derecho como la de la fuerza mayor y el caso fortuito, las teorías de la imprevisión, las diferentes clases de culpabilidad, y la responsabilidad extracontractual del Estado entre otras tantas.

Tiene que estar muy seguro el ente acusador para jugarse por este proceso, pues la defensa podría fácilmente demostrar que el hecho era imprevisible. Ahora bien, ¿por qué no encausan entonces a todos los exalcaldes y exgobernadores si ellos no hicieron nada para evitar la tragedia que pasaría tarde o temprano?

Y que, de prosperar la tesis de la Fiscalía, se agarren todos los funcionarios del país encargados de la gestión de riesgos, porque de ser condenados estos tres funcionarios, en lo sucesivo podrían serlo todos los que no reubiquen a los cientos de municipios del país que están construidos en zonas de alto riesgo.

Ojalá la Fiscalía tenga claro lo que está haciendo porque es un proceso muy difícil que no solo involucra a tres burócratas sino a cientos de damnificados.

Notícula: Terminada la huelga de Avianca los pasajes siguen por las nubes. Los colombianos apoyamos a la empresa durante esos 51 días con paciencia; debería haber reciprocidad hacia los pasajeros.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

Transmilenio por la séptima

El discurso de marras

Juan Manuel Santos en la historia

Preguntas al contralor general

Todos contra Duque