Muchas gracias, alcalde

Noticias destacadas de Opinión

A pocos días de terminar su mandato, es el momento para agradecer a Enrique Peñalosa y a todo su equipo de gobierno la dedicación, esfuerzo, compromiso y resultados en su gran labor de los últimos cuatro años. Enumerar en una sola columna todos sus logros es imposible. De alguna forma, la ciudadanía está un poco más informada de los resultados en los frentes de obra de infraestructura, incluyendo el contrato del metro y las nuevas troncales, pero conoce muy poco de los otros cinco ejes de su administración. Por solo señalar otros resultados, durante 2016-18, la pobreza multidimensional cayó en Bogotá en 114.000 personas, siendo con la zona oriental la única región del país que mostró un descenso. Por su parte, los cuarenta Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS) realizaron cuatro millones de atenciones entre 2016 y 2019, descongestionando los servicios de urgencia y llevando por primera vez a los especialistas de salud a los barrios. La Alcaldía también garantizó los recursos para la construcción de los megahospitales de Bosa, Santa Clara y San Juan de Dios, con una inversión de $1,8 billones para 1,3 millones de beneficiarios. Durante esta administración, Bogotá registró la tasa más baja de homicidios desde 1970, cayendo de 17,4 casos por 100.000 habitantes en 2014 a 12,6, la menor entre las ciudades capitales de todo el país. Como contraste, la tasa de Medellín es de 24, la de Barranquilla 29 y la de Cali 40 homicidios por cada 100.000 habitantes. En el último año, se redujo también el hurto de celulares y bicicletas, y robos a entidades bancarias y comerciales y a residencias, para lo cual fue importante haber incrementado de 300 a 4.600 el número de cámaras de videovigilancia.

Entre los frentes de obra resalta la renovación de 1.268 parques con 150 canchas sintéticas, juegos infantiles, pistas atléticas, gimnasios al aire libre y senderos para montar en bicicleta, todo lo cual impacta en la calidad de vida de los habitantes de toda la ciudad. Esta alcaldía le dio una especial atención a Ciudad Bolívar, con obras espectaculares como el teatro El Ensueño, con la misma calidad del Julio Mario Santo Domingo, que recibirá a las mejores orquestas y espectáculos del país y del mundo, junto al cual está el colegio del mismo nombre, que beneficia a 1.100 niños y jóvenes de la localidad.

Las realizaciones de Peñalosa son, en sí mismas, muy importantes, pero lo son aún más en el contexto en que fueron realizadas. Su trabajo fue extremadamente difícil porque, cuando comenzó su administración, el progreso de Bogotá se había interrumpido durante más de diez años en prácticamente todos los frentes: la expansión del Transmilenio estaba paralizada y encontró muy pocos diseños para proyectos nuevos. Pero, quizá, lo más difícil fue encontrar una nueva forma de hacer política que enfatiza el odio y el resentimiento, que divide a la sociedad entre buenos y malos y busca réditos en el enfrentamiento. Más allá de sus realizaciones, su carrera de servicio público será recordada por una ética que ponderó más los principios sobre la favorabilidad de las encuestas de opinión y los “likes” de las redes sociales. Cuando las mayoría de los políticos solo piensan en las próximas elecciones o en las próximas condecoraciones, la gran lección de Enrique Peñalosa fue haber ponderado, sobre todo, el bienestar de las próximas generaciones.

Comparte en redes: