“Ni maricón, ni marginado, ni inmigrante”

Noticias destacadas de Opinión

Borrar el nombre de nacimiento, fabricar acentos nuevos, aprender rápidamente el otro idioma, vestirse “bien”, no parecer pobre ni asustado, aprender a mimetizarse, decir a todo que sí, no alegar por nada. Convertirse en otro para ser aceptado. Eso es ser inmigrante.

El periódico El País de España publicó en agosto de 2019 una investigación del Instituto Nacional de Salud Pública, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México que muestra que “un 29 % de los migrantes son víctimas de violencia física, psicológica o sexual. La mayoría de los abusos quedan impunes. El temor a ser repatriados y la desconfianza en las autoridades provocan que solo se denuncie uno de cada 10 casos”.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.