Por: Cartas de los lectores

No hay mal que dure 100 años...

No hay mal que dure 100 años...

Ni cuerpo que lo resista. Así queda demostrado en cada uno de los artículos escritos para la edición dominical de El Espectador (28-08-16) por un magnífico grupo de periodistas y de columnistas invitados, quienes con sus argumentos y análisis nos explican a todos las bondades del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Aunque no era una edición especial, por su contenido vale la pena tenerla de apoyo para apoyar la campaña del Sí.

Héctor Abad Faciolince reafirma, una vez más, su posición positiva hacia el voto por el Sí, aunque ya en columnas anteriores había sido claro y explícito; con una lectura juiciosa, el gran documento, que está al alcance de la gran mayoría, nos transmite seguridad y proyecta una posición que anima a comprender todo lo bueno, humanamente posible, de este documento; Alfredo Molano Bravo, con sus datos históricos nos muestra la fotografía a partir de la Guerra de los Mil Días, para que entendamos las dificultades propias de un proceso con profundas raíces en la violencia y que en todo caso, de aquí en adelante, el país será distinto.

Gustavo Gallón hace una descripción importante en cuento a la justicia especial del acuerdo de paz. Me parece que da mucha tranquilidad a todos aquellos que piensan que se firmó la impunidad. Jorge Cardona Alzate considero que hace un gran aporte histórico, especialmente para las jóvenes generaciones, a quienes es necesario mostrarles los acuerdos de todos los tiempos con sus éxitos y fracasos, pero que a diferencia de esos, el de ahora es para “romper el círculo vicioso de una guerra degradada”.

La entrevista realizada por Hugo García Segura al presidente de la República, donde despeja otra serie de dudas que han sido utilizadas por la oposición para distorsionar las ventajas de este acuerdo, y la de Alfredo Molano Jimeno a Enrique Santos Calderón, el hermano mayor de Juan Manuel Santos, en la que nos presenta los obstáculos para adelantar ese trabajo tan vital para el éxito de todo este proceso, con un brillante bajo perfil para no entorpecerlo. La magnífica carta de Patricia Lara dirigida a los lectores, donde también reafirma su ya conocido apoyo al Sí. Y, finalmente, los artículos y las crónicas de Gloria Castrillón y Marcela Osorio nos amplían el panorama de un escenario, cuyas maravillas comenzamos a construir entre todos.

Ana María Córdoba Barahona

 

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Carta de un navegante por la educación

¿Y dónde están ellos?

Personaje tóxico