Por: Tola y Maruja

No nos consta

— Oites Tola, ¿cuál es el merequetengue entre el ministro Cossio y los obispos?

— Que Fabio alborotó el obispero al decir que ellos se oponen a la reeleción de Uribe, sabiendo que en la Iglesia los puestos son vitalicios.

— Ese Fabio sale con unas…

— Fabio dice que es pura envidia de los curas porque Uribe les está quitando creyentes.

~~~

— Mejor dicho: a los curas les da culillo que Uribe les arme tolda aparte y funde una religión.

— Y tiene con qué, puu… Es que el uribismo es práticamente una religión, vea: los uribistas tenemos Mesías, tenemos fe porque creemos en lo que no vemos… Tenemos misas: los consejos comunales.

— Con una ventaja sobre las misas católicas: en los consejos comunales no pasan la ponchera, más bien Uribe reparte plata entre los fieligreses.

~~~

— Otra cosa buena de la religión uribista: el que peca y reza no empata, gana.

— Y dice Fabio que lo mejor de la religión uribista es que no hay pedofilia, porque aunque Uribe quiere mucho a Uribito, no pasa de ahí.

— Y en la religión uribista ya tenemos lema: Para… de sufrir.

— Lo que no tenemos es Biblia, pero no demora en escribirla el profeta José Odulio.

~~~

— Vamos a ver Maruja quién gana este pulso entre la religión católica y la religión uribista.

— Porque lo cierto mi querida es que los obispos católicos quedaron muy desacreditados con lo del obispo Lugo, el presidente de Paraguay, que resultó papá.

— Lo que puede una bendita tilde: él quería era ser Papa.

~~~

— Y es que Lugo no podía negar el muchachito, que le salió idéntico: hasta la misma tonsura en la cocorota… ¿Te acordás Tola de la tonsura?

— Claro, era una trasquilada redondita que le hacían en la coronilla a los aspirantes a cura… Ole Maruja, ¿por qué se acabó eso?

— Porque los piojos aprovechaban ese descampado pa aterrizar.

~~~

— Volviendo a Lugo, dicen que los vecinos se dieron cuenta que era el taita del niño porque cuando el cagoncito estaba jugando en la calle y el obispo lo llamaba, el niño contestaba: ¿Señor?, y entonces el obispo quizque lo corregía: Señor no, Monseñor.

— ¿Y qué dice la mamá del niño?

— Que Lugo era más romántico cuando era obispo: que le hacía acrósticos en latín, le llevaba serenata con cantos gregorianos, le bautizaba los “nacidos”.

~~~

— Pero Tola, por ahí dicen que los obispos colombianos están bejucos con Uribe porque Álvaro está con el aborto.

— ¡Embustera, escupí esa herejía!

— Acordate querida que en el Congreso Uribe abortó la “silla vacía”.

~~~

— Mejor cambiemos de tema… ¿Vites Maruja esa paloma mensajera que agarraron cuando llevaba un teléfono cedular pa la cárcel de Cómbita?

— Pobrecita, y cuentan que la pillaron porque la sapió una lora.

~~~

— ¿Y cómo te pareció la cogida de alias don Mario? ¿Cierto Maruja que daba pesar ver un hombre tan ricachón, que regalaba cuatrimotor, y verlo vistiendo una piyama robada?

— Qué ironía, él que le puso a tanta gente la piyama de madera.

*¿Quiere ver el álbum de fotos de Tola y Maruja?: www.tolaymaruja.com.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja van con Petro al Club Campestre