Por: Tola y Maruja

No nos consta

— OITES TOLA, ¿AL BOLILLO GÓMEZ por qué le dio el arranque de meterse a la política?

— De ocioso le dio la ventolera… Parece que está aburrido de su buena imagen.

— Qué pesar del Bolillo, hastai le llegó lo desabrochao pa hablar… De ahora en adelante le va tocar medir sus palabrotas.

— Bolillo dice que su pensao es cambiar las costumbres políticas y lograr que el Congreso funcione como un partido de fútbol.

~~~

— ¿Como fúrbol? Vea pues… ¿O sea que ya no se tratarían de “Honorable senador” sino de “Honorable tronco”?

— Los congresistas suplentes estarían en una banca calentando la lengua pa remplazar al titular cuando se quede sin aire en un discurso.

— El árbitro sería el ministro del Interior… Y sería el primer caso en que no son los equipos los que compran al árbitro sino el árbitro el que compra a los equipos.

~~~

— Y los congresistas tendrían coreografías pa celebrar cuando le metan goles a la Costitución, como el referendo.

— Claro que no me quiero imaginar a Elsa Gladys quitándose la camiseta y voliándola.

— Lo maluco sería cuando se dé el trasfuguismo en pleno partido… Que de pronto un parlamentario de la coalición meta autogol, por ejemplo que vote por la silla vacía, y que cuando los compañeros de bancada le pregunten ¿qué pasó?, él conteste: Eso les iba a comentar, anoche vendí el pase.

~~~

— Otra cosa buena del Congreso como un partido de fúrbol es que las barras bravas no saldrían a hacer daños en los alrededores del Capitolio sino que saldrían a recoger firmas y a pegar afiches.

— Y los senadores parapolíticos no irían del Congreso pa la guandoca sino de diretores técnicos o a montar una escuela.

~~~

— Y como el dopin de los políticos es la plata, el control antidopin sería muy sencillo: terminada la sesión, les revisarían las cuentas bancarias. Y al que dé negativo, que le allanen el lóquer.

— El problema sería cuando el árbitro tire la moneda pa rifar la cancha y se pierda la moneda.

— Ole Maruja, ¿y los congresistas tendrían apodos también?

— Pues claro: El Pitufo Valdivieso, El Chigüiro Arrieta, La Gallina Nancy, El Sirirí Petro, El Lagarto Barreras…

~~~

— Otra cosa: los partidos podrían contratar senadores estranjeros… Y estos serían los titulares de prensa: Convergencia Ciudadana se refuerza con el brasilero Robaldiño… El Polo trae tres cubanos… El Partido de la U en tratativas con la hija de Fujimori…

~~~

— Veo un inconveniente: que los contrarios pidan un esamen pa demostrar que Piedá no es un hombre… Como la ven tan testoteronuda.

— Verdá Maruja, ¿cuál es el perendengue que le están poniendo a esa pobre atleta africana que parece un macho?

— Pero ya comprobaron que es mujer: le facina Uribe.

~~~

— No sé, Tola… A los deportistas y artistas que se han metido al Congreso no les ha ido muy bien que digamos… Por ejemplo, Lizarazo se aburrió porque cada vez que proponía alguna cosa, no faltaba el gracioso que gritaba: La prósima semana más cuentachistes.

 — La pesista María Isabel Urrutia estuvo más de un año levantando la mano pa pedir la palabra, y se le desgarró el brazo por estarlo levantando sin nada de peso.

~~~

— Y vea la actriz Lucero Cortés, que no ha podido sacar adelante su proyecto pa que las telenovelas incluyan siempre un personaje discapacitao.

— Pero muy raro vos Maruja, porque las telenovelas colombianas están tuquias de niñas modelos, casi todas discapacitadas pa actuar.

— El pobre Güilinton tampoco logró que le aprobaran una Ley pa que los furbolistas negros puedan jugar con cadenas… de oro.

— Qué sabemos que el Bolillo logre que el Santafé quede campeón por decreto.

— ¿Vites Tola que amenazaron a la Corte Suprema con un sufragio?

— Pero ya se supo la procedencia, porque venía firmado y la firma autenticada en notaría.

 

Tola y Maruja en Barranquilla, informes: www.tolaymaruja.com

Buscar columnista