Por: Tola y Maruja

No nos consta

- Oites Tola ¿vites a Íngris Betancur como está de acabada? Se la traga un pollo sin sacudila.

— Esos infames de las Far no tienen entrañas… La pobre Íngris se ve desahuciada, como una zombi… Se nota que ya no le encuentra gracia ni a un tiro de gracia.

— Quizque ni siquiera le prestan libros… Qué tortura pa la persona que le gusta leer no tener nada pa leer.

— Debe ser horrible… Me supongo que añora uno las obras completas del dotor Otto Morales Benítez.

~~~

— Yo me coloco en el lugar de esos desdichaos que están en el monte a la fuerza y te juro Maruja que estaría con la teja corrida: odiando la naturaleza, los pájaros, maldiciendo los cocuyos, insultando la Luna…

— La selva no tiene la culpa, Tola… Los colombianos no podemos olvidar quién tiene la mayor culpa: la chusma con su selvatiquez.

— No me quiero imaginar el desconsuelo de los secuestraos cuando cae la tarde y empiezan los grillos con su sonsonete.

~~~

— Esas fotos nos sacudieron a todos, menos a Uribe… Estoy por pensar Maruja que nuestro Presidente no es humano.

— ¿Vos creés Tola que si Álvaro fuera humano aguantaría ese trajín? Uribe debe ser un androide, un estraterrestre que llegó en un platillo volador y aterrizó en el suroeste antioqueño.

 — Yo maliciaba que esa madrugadera de Uribe no era terrícola… Con razón no conoce la misericordia.

~~~

— Qué dicha que se le ablandara el corazón a Tirofijo, si es que tiene, y suelte a los secuestraos en esta navidá.

— Sería la berriondera… Íngris comiendo natilla y boñuelos en dos días engorda.

 — Pa eso que en este país no dejan caer media y ya le inventaron chiste a la flacura de Íngris: que lo que ella busca es que se la lleve el viento.

— Aquí le sacan capul a una calavera.

~~~

— Hablemos cosas más agradables Tola, ¿verdá que la Negra Candela va pa la guandoca por chismosa?

— Pero ya la Negra dijo que pedirá el cuerpo por cárcel.

~~~

— Otra que se va a chupar sus buenas demandas es madán Roncha, la alcagüeta que sacó ese libro sobre las modelos y atrices que se acostaban con el Cartel de Cali.

— ¿Las prepago?

— Quizque Madán cuenta que los mafiosos les pagaban una millonada a las viejas… Tola, decime, ¿vos serías capaz de acostate con un traqueto si te da 300 millones y un apartamento?

— Pero el apartamento tiene que ser primer piso porque yo no puedo subir escalas.

~~~

— Ve Maruja ¿qué hubo de tu nieto el sindicalista, todavía está vivo?

— Anda de representante de los obreros en la negociación del salario mínimo.

— ¿Y cómo va ese tire y afloje? Como son de tacaños los empresarios: más amarraos que lapicero de banco.

— Dice mi nieto que los empresarios están muy sociables y que han invitao a los trabajadores a tomar fresco y hasta les han esplicao qué es una propina.

— ¿“Propina”? ¿Qué es eso?

— Parece que es cuando uno paga la cuenta y le da una ñapa de monedas al mesero.

— Todos los días aprende uno cosas nuevas.

~~~

— Oites Tola, me contaron que la cantante Claudia de Colombia se dedicó al reguetón.

— Pero solamente a cantalo porque en la EPS le alvirtieron que no le cubren la bailada.

~~~

— Ole Maruja, felicitemos al profesor Mon-callos que mereció el Premio Nacional de Paz por la caminata en busca de la libertá de su hijo, que en este diciembre cumple 10 años secuestrao.

— ¿Diez años? ¡Cómo nos vuela el tiempo a los que estamos libres!

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Carta al presidente Santos